Puede usarse en personas con Covid como pulmón artificial o como corazón artificial de corta duración

Medtronic y el Reina Sofía, pioneros en ECMO con monitorización integrada
Esta tecnología permite oxigenar la sangre, eliminar el dióxido de carbono y regular su temperatura.


25 mar 2021. 17.30H
SE LEE EN 2 minutos
El Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba ha incorporado un sistema de oxigenación extracorpórea (ECMO) con monitorización integrada, un modelo nuevo en el mercado que se ha utilizado por primera vez en España en este hospital cordobés. Concretamente, el pasado 2 de marzo un equipo multidisciplinar (especialista en Medicina Intensiva, Cirugía Cardiovascular y enfermeros perfusionistas) especializado en el uso de esta tecnología, fabricada por Medtronic, la utilizó en un paciente con coronavirus Covid-19 ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos.

Este dispositivo introduce mejoras por su diseño y funcionamiento. Se utiliza en procedimientos de soporte vital extracorpóreo para oxigenar la sangre, eliminar el dióxido de carbono y regular su temperatura. Según explica el director de la Unidad de Cirugía Cardiovascular, Ignacio Muñoz, “la ECMO es una terapia que nos permite ofrecer al paciente un soporte cardio respiratorio, ganando tiempo, para que el pulmón o corazón se recuperen de la lesión sufrida. Concretamente, la sangre entra al dispositivo y pasa a través de la membrana de transferencia de gases, donde se absorbe el oxígeno y se elimina el dióxido de carbono, también hay un intercambiador de calor integrado, donde se regula la temperatura”.

Los enfermeros perfusionistas destacan la seguridad del dispositivo, ya que contiene sensores integrados con una pantalla táctil electrónica y barra de estado visual que permite que los profesionales puedan controlar los parámetros en cada momento (presión de entrada, saturación de oxígeno, temperatura de la sangre, etc.) e incluso fijar alarmas para que cuando alguno de los parámetros supere el margen establecido alerte de la situación.

Otra de las grandes ventajas es que el sistema por el que circula la sangre tiene un diseño de disposición de la membrana circular, evitando las esquinas, y zonas de bajo flujo donde se pueden generar trombos, eliminando este riesgo y favoreciendo un llenado uniforme del dispositivo.

El uso de estos dispositivos se ha incrementado significativamente durante el último año, ya que ha sido una de las terapias que se han utilizado en determinados perfiles de pacientes con Covid-19 ingresados en la Unidad de Cuidados Intensivos.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.