Aunque las medidas del Gobierno han paliado en parte el problema, Fenin lamenta que queda trabajo por hacer



23 oct 2014. 16.36H
SE LEE EN 3 minutos
Enrique Pita. Madrid
Los problemas de las empresas del sector de tecnología sanitaria para cobrar la deuda contraída por las comunidades autónomas no se han solucionado con los planes de pago y los fondos de liquidez puestos en marcha por el Gobierno de Mariano Rajoy, que si bien han servido para aliviar la situación de estas empresas, a veces extremadamente complicada, no han puesto fin a los impagos, que siguen estando muy presentes.

Gloria Rodríguez, responsable de Relación con las CCAA de Fenin.

El pasado mes de julio, Gloria Rodríguez, responsable de Relaciones con las Comunidades Autónomas de la Federación Española de Empresas de Tecnología Sanitaria (Fenin) explicaba a Redacción Médica que la patronal confiaba en que la ampliación del FLA previa al verano permitiera a las empresas cobrar antes de septiembre en torno al 35 por ciento de la deuda previa a 2014 que mantenían las administraciones con las empresas. Sin embargo, “muchas de las facturas de 2013 que quedaban pendientes no estaban imputadas a presupuesto, que era uno de los requisitos para poder cobrarlas”, apunta Rodríguez, que lamenta que “la incidencia de esa dotación extraordinaria de unos 3.000 millones se ha diluido” y confía en que las autonomías vayan tomando las medidas para hacer los deberes e imputar esas facturas a presupuestos.

Por tanto, la situación ahora mismo es de tensa espera, a la expectativa de ver cómo discurrirán los próximos meses hasta final de año, que debería cerrarse sin deuda pendiente de años anteriores, pero pendientes también de si se avanza en la disminución de los plazos de pago, que deberían estar en 30 días desde hace un año y medio y, sin embargo, siguen lejos de esa realidad (según los últimos datos aportados por Fenin, correspondientes al mes de mayo, el plazo medio de pago era de 169 días).

En este sentido, Rodríguez explica que “lo que todos creíamos es que después de los distintos planes se regularía el patrón de pagos y que cada mes todas las empresas cobrarían un poco, pero eso no está ocurriendo”. Así, los pagos siguen siendo esporádicos, lo que impide que las empresas puedan hacer previsiones financieras.

Desde Fenin se ha señalado en múltiples ocasiones que es necesario tomar medidas para que la acumulación de deuda no se reproduzca, que se ataje una situación en la que las autonomías realizan pedidos sin hacer frente a los pagos porque podían pensar “ya habrá otro plan de pagos”, si bien el Ejecutivo ya ha apuntado que no será así, sino que es a través del FLA como las autonomías pueden financiarse. Sin embargo, aunque esta opción exista, es necesario que se traslade a la realidad del pago. “El problema es que el déficit de ciertas autonomías es muy alto y tienen muchos compromisos financieros, y el último FLA lo cubre todo, tanto los gastos corrientes como los financieros”, explica la representante de Fenin, que apunta que “si se analiza lo que ha ido destinado a suministros y servicios en algunas autonomías, suponen cifras muy pequeñas”.

ENLACES RELACIONADOS:

La fórmula de cálculo del periodo medio de pago a proveedores es “muy compleja”, en opinión de Fenin (06/09/14)

Fenin confía en que las empresas cobren el 35% de la deuda autonómica antes de septiembre (21/07/14)

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.