18 de agosto de 2017 | Actualizado: Viernes a las 12:15
Empresas > Tecnología

La ventilación mecánica no invasiva, clave en la insuficiencia respiratoria

Philips adapta su plataforma ‘Dreamstation’ para este tratamiento

Dreamstation de Philips.
La ventilación mecánica no invasiva, clave en la insuficiencia respiratoria
Redacción
Miércoles, 07 de junio de 2017, a las 16:00
La transición del hospital al domicilio de los pacientes con patologías respiratorias es un acto complejo dependiente de muchos factores, que debe ser abordado por un equipo interdisciplinar de profesionales sanitarios y en el que el compromiso del paciente y el uso de la tecnología de ventilación mecánica no invasiva son esenciales para alcanzar el éxito, así lo afirman expertos reunidos en el marco del 50º Congreso de la Separ, con la colaboración de Philips Ibérica. Los especialistas también afirman que “una adaptación efectiva y una estrecha monitorización durante las primeras semanas resultan críticas para el éxito del tratamiento”.

Según explica Philips, la ventilación mecánica no invasiva (VMNI) es el tratamiento de elección de la insuficiencia respiratoria crónica de pacientes con fallo ventilatorio. Consiste en el uso intermitente o continuo de un sistema de ventilación administrado a través de una mascarilla nasal o facial o de una pieza bucal para tratar la insuficiencia respiratoria, disminuyendo el trabajo de los músculos respiratorios y aumentando la ventilación. Las enfermedades que pueden requerir ventilación mecánica son en su mayoría pacientes con pulmones normales, los que presentan una obstrucción del flujo aéreo (por agudización de la EPOC y asma), pacientes con distrés respiratorio agudo o con enfermedad restrictiva crónica.

La diversidad de pacientes y de patologías hace que los objetivos del tratamiento de la ventilación mecánica varíen entre pacientes y en un mismo paciente, por lo que, según la compañía, “la personalización es esencial para adaptarse a cada situación fisiopatológica y alcanzar el éxito en el control de la enfermedad”.

Cumbre europea de VMNI

La utilización de la VMNI en pacientes con insuficiencia respiratoria, tanto aguda como crónica, persigue “conseguir una ventilación suficiente para mantener un intercambio gaseoso adecuado, corrigiendo la hipoventilación alveolar, disminuyendo el trabajo ventilatorio y mejorando la función de los músculos respiratorios”. En este sentido, el Congreso de la Separ acogió la celebración de la II Cumbre europea de Ventilación Mecánica No Invasiva (VMNI), en la que expertos de España, Francia, Italia y Portugal, con la colaboración del presidente de la Sociedad Americana de Neumología, acordaron nuevas estrategias para estudiar la interacción entre paciente y respirador.

Los neumólogos acordaron ampliar los parámetros clínicos habituales con los que se realiza el control y registro de los pacientes, con el objetivo de conseguir que el paciente esté bien ventilado. Así, en opinión de Javier Sayas, responsable de la Unidad de Ventilación mecánica del  Hospital 12 de Octubre y participante en la Cumbre “se insistió en la necesidad de que los respiradores incorporen además de los niveles habituales, registro de presión y flujo de aire y complementar los parámetros del ventilador con la medición del esfuerzo muscular del paciente mediante electromiografía, saturación y estudios de esfuerzo”.

Continuum asistencial

El objetivo de la ventilación mecánica no invasiva a domicilio es “garantizar a los pacientes la transición entre el hospital y su domicilio manteniendo la calidad de vida y el manejo de los síntomas.  La adherencia al tratamiento de los pacientes con ventilación mecánica es esencial para alcanzar los objetivos terapéuticos, pero los dispositivos disponibles no suelen ser bien aceptados por su tamaño, peso y su apariencia de dispositivo médico, circunstancias que les recuerda continuamente su enfermedad”.

La adaptación al dispositivo de ventilación es un proceso que, según Philips, requiere cierto esfuerzo y si el equipo no es cómodo, hace ruido o no recoge bien los datos, el paciente tenderá a abandonar el tratamiento, una situación habitual en el 30 por ciento de los pacientes. Para ello, Philips ha ampliado su plataforma DreamStation, utilizada en un primer momento para el tratamiento de la apnea del sueño, a ventilación mecánica no invasiva.

El dispositivo Dreamstation utilizado ahora para la ventilación mecánica no invasiva (VMNI) ha sido creado con la estrecha colaboración entre pacientes y profesionales para conseguir que se adapte de la mejor manera a las necesidades de los pacientes.  De hecho, según los estudios realizados por Philips, los pacientes valoran que los dispositivos de CPAP o de VMNI sean discretos y no recuerden la existencia de la enfermedad, por lo que la colaboración con los pacientes se ha traducido en un diseño 20 por ciento más pequeño y un 30 por ciento más ligero que las plataformas existentes, lo que además facilita su transporte y uso diario.

Conexión médico-paciente

Por otra parte, la plataforma Dreamstation de Philips conecta al profesional sanitario y al paciente permanentemente ya que monitoriza las constantes y situación del paciente desde el diagnóstico al tratamiento en el domicilio.

La tecnología de la plataforma conectada de forma remota con el equipo médico proporciona a profesionales y pacientes información sobre el cumplimiento de la terapia, control de horas de tratamiento y adaptación a la misma. Con estas funcionalidades, “el paciente se implica en su tratamiento y el especialista dispone de un control diario y remoto de todos sus pacientes, con los que puede interactuar y trabajar para el éxito de la terapia de forma personalizada”.

La conectividad de DreamStation permite revisar el correcto funcionamiento y realizar un chequeo periódico de la mascarilla, comprobando si está correctamente colocada y evitando las fugas de aire durante el tratamiento.