18 nov 2018 | Actualizado: 19:00

GE crea un ecocardiógrafo táctil para detectar patología infantil

GE crea un ecocardiógrafo táctil para detectar patología infantil

El CEO de General Electric en España y Portugal, Daniel Carreño.
GE crea un ecocardiógrafo táctil para detectar patología infantil
vie 16 septiembre 2016. 14.10H
Redacción
El Vall d’Hebron Campus Hospitalario y General Electric han colaborado en la evaluación clínica y el desarrollo de Vivid iq, un nuevo equipo para la realización de ecocardiografías de última generación que estará disponible para pacientes con enfermedades cardiacas durante la edad pediátrica y que acaba de presentarse durante el Congreso de la Sociedad Europea de Cardiología en Roma.

Se trata de un proyecto pionero en este campo, ya que el Vivid iq combina la última tecnología para conseguir la máxima calidad diagnóstica en un equipo portátil y con un nuevo diseño innovador con pantalla completamente táctil.

Este avance ha sido posible gracias al compromiso de colaboración entre el Hospital Vall d’Hebron, por medio de su Servicio de Cardiología Pediátrica, el Vall d’Hebron Institut de Recerca (VHIR) y General Electric Healthcare.

El jefe clínico del Servicio de Cardiología Pediátrica de Vall d’Hebron, Ferran Rosés, ha destacado que el nuevo equipo “incorpora una nueva tecnología que representa un gran salto hacia adelante en el diagnóstico y el tratamiento de las cardiopatías congénitas, a la vez que ofrece un diseño innovador totalmente portátil y con pantalla táctil”.

El hecho de que General Electric haya confiado en Vall d’Hebron para su diseño y evaluación, confirma, según Rosés, “que el centro es un referente internacional”.

Seis meses para validar el equipo

La validación del equipo ha durado seis meses, durante los cuales el trabajo conjunto de todo el equipo de Cardiología Pediátrica y los técnicos de la empresa ha servido para el desarrollo del nuevo equipo. En total, se han realizado las pruebas de validación en más de 150 niños con enfermedades del corazón, que a la vez se han beneficiado de la gran calidad de imagen del nuevo equipo.

El Vivid iq pesa sólo 4,5 kg, característica que permitirá a los profesionales su utilización tanto en las consultas externas, como también en el quirófano de cirugía cardiaca, en las salas de hemodinámica y electrofisiología, y en las unidades de intensivos pediátricas y neonatales, al lado del enfermo. A la vez, ofrece una interfaz simple, que facilita su uso.

Sólo dos centros europeos, Vall d’Hebron y un hospital alemán, han participado en el proceso de validación del nuevo proyecto de General Electric en pacientes pediátricos.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.