Redacción Médica
20 de octubre de 2018 | Actualizado: Viernes a las 19:20
Empresas > Tecnología

Fenin entrega sus Premios Voluntades RSE 2018

En esta edición se ha premiado a ocho proyectos, entre ellos la plataforma ACE de BD

Foto de los premiados junto a los representantes de Fenin.
Fenin entrega sus Premios Voluntades RSE 2018
Redacción
Jueves, 14 de junio de 2018, a las 12:20
En el marco del XXIV Encuentro del Sector de la Tecnología Sanitaria, el profesor emérito de economía y ética de la empresa, IESE Business School y miembro del jurado, Antonio Argandoña, ha hecho entrega de los Premios Voluntades RSE 2018, que otorga la Federación Española de Empresas de Tecnología Sanitaria (Fenin).
 
En esta VII edición los galardones han recaído en 3M España, Boston Scientific Ibérica, Becton Dickinson, Baxter, Promega Biotech Ibérica, el Hospital Universitario de Torrejón de Ardoz y la Sociedad Española de Nefrología.
 
 Sommmos solidarios, Las herramientas de diagnóstico precoz como medida de reducción de hospitalizaciones del paciente, Plataforma Alaris Communication Engine (ACE), Cicladora Homechoice Claria con Sharessource, Muévetexcnic, Camino de Cervantes y #Códiforiñón han sido las iniciativas premiadas por el jurado.
 
Plataforma ACE
 
En particular, la plataforma ACE supone la implementación de bombas de infusión inteligentes con software de seguridad para la prevención de estos errores y de protocolos de los fármacos con sus límites de dosis con carga y descarga automática y posterior análisis de los potenciales errores detectados y evitados en tiempo real. Proporciona una transferencia de datos en tiempo real y simultánea a las bombas de infusión inteligente, a la vez que permite la visualización centralizada de las infusiones y la gestión de los dispositivos.
 
Puesta ya en marcha en las unidades de cuidados críticos de varios hospitales, es un modelo replicable en cualquier unidad de este tipo y su uso viene apoyado por diferentes estudios como el llevado a cabo en el Hospital Gregorio Marañón (Madrid), con excelentes resultados en cuanto a mejora en la prevención de los errores de medicación. El hecho de que su empleo se haya extendido prioritariamente en las unidades de cuidados críticos responde a que el mayor porcentaje de pacientes que sufre un daño de este tipo (alrededor del 40 por ciento) se encuentra en estas unidades.