Salud y biotecnología, entre las áreas de trabajo



24 may 2013. 14.24H
SE LEE EN 1 minuto

Redacción. Madrid
España y China han suscrito un acuerdo mediante el cual facilitarán el uso conjunto de sus infraestructuras científicas, intercambiarán personal investigador, organizarán foros y reuniones bilaterales y buscarán áreas para la colaboración en tecnología e innovación. Los dos países han acordado además un plan de trabajo para ampliar y desarrollar la colaboración mutua en otras áreas.

Así, las principales áreas de esta colaboración se centran en la biotecnología, la salud, la energía, la protección medioambiental y las tecnologías de la información. De este modo, España y China permitirán mediante este acuerdo que sus investigadores puedan utilizar las infraestructuras científicas y tecnológicas de la otra parte, facilitando que investigadores chinos tengan acceso al Sincrotrón Alba o al Laboratorio Ibérico Internacional de Nanotecnología, y que los españoles puedan hacer uso del Acelerador de Partículas de Shanghai o de la Microsonda Iónica de Alta Resolución y Sensibilidad II, por ejemplo. Esta utilización conjunta de las infraestructuras científicas se podría ampliar a centros de investigación en próximos acuerdos.

En cuanto a la movilidad de investigadores, ambos países han mostrado su interés por intercambiar científicos, en particular jóvenes, por lo que se discutirán las posibles modalidades de intercambio en siguientes reuniones.
 

 

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.