El software que utilizan los médicos es tan malo que perjudica al paciente

Un estudio vincula la baja calidad de los sistemas informáticos en consulta con actitudes “cínicas” hacia sus pacientes

La investigación sugiere que los programas informáticos provocan más agotamiento al médico.
El software que utilizan los médicos es tan malo que perjudica al paciente
dom 29 diciembre 2019. 10.05H
Un nuevo estudio vincula la baja calidad de los sistemas informáticos que se utilizan en las consultas con actitudes “cínicas” de los médicos hacia sus pacientes, como que un facultativo preste más atención a su ordenador que a los síntomas del enfermo. Además, la mala calidad del software está relacionada con el agotamiento del médico.

Estos son algunos hallazgos de esta investigación realizada por un equipo multicéntrico de la Stanford, la Yale, la Asociación Médica Americana y la Clínica Mayo y publicada en la revista Mayo Clinic Proceedings. Para ello se hicieron encuestas a más de 5.000 médicos con un cuestionario que medía el agotamiento. Luego ofreció a un subconjunto seleccionado aleatoriamente un cuestionario que medía sus percepciones sobre la utilidad del software.

"Lo que encontramos en una muestra nacional de médicos es que la historia clínica electrónica se percibe realmente como poco factible", dice Liselotte Dyrbye, codirectora del Programa de Bienestar del Médico de la Clínica Mayo y coautora del documento. "Cuando se compara con otros sistemas electrónicos como Word, Excel, Amazon y Google, la historia clínica electrónica está muy lejos en cuanto a la usabilidad del sistema". 

"Nadie estudió Medicina para interactuar con un ordenador"




Según la llamada Escala de Usabilidad del Sistema (SUS), que clasifica la facilidad o dificultad que los consumidores reportan al interactuar con diferentes interfaces electrónicas, el software utilizado por los médicos y otros profesionales de la salud está “entre los peores”.

Un análisis del 2013 encontró que en una escala de 100 puntos, su búsqueda típica en Google publicó un SUS de 93; su microondas un 87; su interacción básica con un cajero automático o una búsqueda en Amazon obtuvo un 82; y el software de procesamiento de palabras comúnmente utilizado un 76. El software de médicos (EHR), sin embargo, obtuvo una puntuación de 45.

"Es torpe, es difícil de usar y encontramos que la calificación del médico sobre la utilidad de su historia clínica electrónica era un predictor independiente de su agotamiento", dice Dyrbye. "Para los médicos que pueden estar en un sistema en el que la historia clínica electrónica es un poco más utilizable, tienen un menor riesgo de agotamiento en relación con los que están en un sistema en el que la historia clínica electrónica se percibe como menos utilizable".


El agotamiento médico


"Es este aspecto del agotamiento emocional, en el que debido a tu trabajo, estás emocionalmente agotado, no te queda nada que dar y estás totalmente agotado personalmente". Esto incluye la "despersonalización o cinismo" del médico, un estado mental "que se puede manifestar como insensible o desapegado hacia los pacientes", dice.

El estudio no pudo determinar la causa y el efecto. Es posible que los médicos con agotamiento naturalmente odiaran las pantallas. Pero los autores tenían razones para creer que la EHR era integral para el agotamiento, dado el hecho de que los médicos en especialidades de alto agotamiento tendían a calificar sus EHR más favorablemente que aquellos en especialidades con menor riesgo de agotamiento. El estudio no comparó diferentes marcas de EHR, dada la amplia variabilidad dentro de un software dado.

Dyrbye dice que los médicos no quieren mirar las pantallas en lugar de los pacientes, y mucho menos las pantallas que funcionan "como un teléfono fijo en un mundo de iPhone". "Nadie entró en la medicina porque queremos interactuar con un ordenador", dice. "Queremos hablar con los pacientes y brindarles atención médica de manera significativa". 

"Las deficiciencias del software de los médicos son muy tóxicas"




Sin embargo, los estudios muestran que "por cada hora que nosotros, como médicos, proporcionamos atención cara a cara a los pacientes, estamos gastando dos horas adicionales en actividades relacionadas con la historia clínica electrónica". Esto hace que las deficiencias de los EHR sean aún más tóxicas para la moral de los médicos.


Diseñados para la facturación


Dyrbye dice que el problema proviene del hecho de que los EHR están diseñados para la facturación y la medición de la calidad, a diferencia de la atención al paciente. Como resultado, los sistemas a menudo sobrecargan a los médicos con demandas interminables de aclaraciones mientras que descuidan cuestiones que son importantes para los médicos.

"Si es dolor de rodilla, tengo que poner el dolor de la rodilla izquierda, separado del dolor de la rodilla derecha... mi carga cognitiva sube mucho porque estoy viendo todas estas cosas que no son relevantes, y no puedo encontrar las cosas que sí lo son". Los clínicos también se encuentran rutinariamente en dilemas éticos, cuando el software exige datos que no poseen antes de poder cerrar una pantalla.


Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.