26 de septiembre de 2017 | Actualizado: Martes a las 11:15

El CSIC tendrá este año los 75 millones que necesita para su viabilidad

Tras la inyección de 25 millones, se trabaja en un segundo expediente

Lunes, 08 de julio de 2013, a las 14:07

Redacción. Madrid
La secretaria de Estado de I+D+i, Carmen Vela, ha asegurado que el Ministerio de Economía y Competitividad trabaja para que el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) cuente este año con una partida de 75 millones de euros para cubrir los problemas de tesorería que tiene el organismo. Así, ha señalado que atender la petición que ha elevado el presidente del organismo, Emilio Lora-Tamayo, “tiene que ser posible” y que “será posible cubrirlo este año”.

Carmen Vela.

Dentro de estos 75 millones se incluyen los 25 que fueron aprobados recientemente por el Consejo de Ministros para ayudar al sistema de I+D+i (el resto se dedicarán a programas propios de la Secretaría de Estado). Así, según ha explicado Vela en una entrevista con Europa Press, se está iniciando un segundo expediente para poder completar parte de la financiación del CSIC y otra “pequeña parte” para otras materias como, por ejemplo, grandes instalaciones.

Sin embargo, esta inyección no ha contentado al colectivo ‘Carta por la Ciencia’, que ha anunciando nuevas movilizaciones. En este sentido, Vela se ha mostrado más preocupada por las cartas críticas con el sistema científico español en medios internacionales que, a su juicio, “no hacen ningún bien a la ciencia española” que por estas movilizaciones. Así, ha subrayado que este tipo de acciones sí afectan a los científicos españoles que van a pedir un proyecto internacional. “Es difícil nuestra situación, como la de todos los sectores en España, pero  no por eso debemos llevar fuera una situación que, siendo difícil, pintan como catastrófica y en la que parece que no merece la pena que nadie ponga dinero o que nadie invierta en España”, ha indicado.

Aun así, Vela ha destacado que se reúne “con mucha frecuencia” con los sindicatos, los investigadores, la Confederación de Sociedades Científicas de España (Cosce) y la Conferencia de Rectores de Universidades Españolas (CRUE). “Ellos quieren reivindicar una mejor ciencia y hacen movilizaciones, nosotros no hacemos movilizaciones, nosotros trabajamos internamente conociendo muy bien el sistema, sus necesidades y haciendo el máximo esfuerzo para ser capaces de llegar a los mejores objetivos”, ha defendido.

En todo caso, la secretaria de Estado no quiere ocultar  las dificultades que existen y que, en su opinión, “vienen de hace bastantes años, por lo que tiene un efecto aditivo que seguro que tiene un impacto a día de hoy y en un futuro”. A pesar de ello, también ha subrayado que España tiene centros excelentes, investigadores excelentes a nivel mundial y sigue siendo la décima potencia en cuanto a publicaciones científicas. Y, entre esas dificultades, reconoce que durante muchos años España ha formado a muchas personas que ahora “el sistema no puede absorber”, entre otros motivos, porque existe una tasa de reposición del 10 por ciento y porque también las empresas están en una situación “difícil” y no se pueden incorporar investigadores, porque a las universidades les pasa lo mismo y “por toda la situación de decrecimiento de actividad en el país”.

“Cabe la posibilidad de que estas personas bien formadas, con fondos públicos, tengan que buscar otros horizontes mejores. Pero no la tenemos cuantificada, nadie sabe cuántos son. Queremos valorar y poder trabajar con datos ciertos y poder ver de qué manera podemos mantener cierto contacto con las personas que ahora se tienen que ir, pero que en un momento pueden retornar, de mantenerlas vinculadas, si ellas quieren, al sistema como evaluadores al estar fuera”, ha dicho Vela, cuyo departamento prepara un estudio para cuantificar la salida de investigadores al extranjero.

Además, Vela ha querido fijar un objetivo realista de inversión en I+D+i en un 2 por ciento del PIB en 2020, en lugar del 3 por ciento que demandan desde diferentes sectores. Por otro lado, Vela ha defendido la eficacia y la calidad en la convocatoria de ayudas. Por eso, tras reconocer que se han producido retrasos en las convocatorias porque, tanto en 2012 como en 2013, no se ha dispuesto del presupuesto hasta mediados de año, espera poder convocar en un “par de semanas” los primeros 850 contratos predoctorales, que sustituyen a las becas, en aplicación de la Ley de Ciencia.