Incorpora una gestión de alarmas mejorada que evita alertas innecesarias



17 dic 2013. 13.09H
SE LEE EN 3 minutos
Redacción. Madrid
Dräger ha presentado Carina, un ventilador que incorpora el software 3.20 que proporciona apoyo personalizado a los pacientes con ventilación no invasiva ayudandoles a reducir el esfuerzo en la respiración espontanea. Gracias a una gestión de alarmas mejorada Carina evita además alertas innecesarias.

Carina, de Dräger.

Según ha explicado la compañía en un comunicado, la ventilación no invasiva “es cada vez más frecuente”. Así, en los últimos 20 años se ha incrementado su uso debido al desarrollo tecnológico y a la implicación de los profesionales que tratan enfermos con insuficiencia respiratoria aguda (IRA). “Los beneficios de una ventilación no invasiva son principalmente la reducción de infecciones nosocomiales y la disminución del riesgo de complicaciones en pacientes con insuficiencia respiratoria”, ha asegurado, si bien ha advertido que “para que se lleve a cabo con éxito, el equipo respiratorio ha de coordinarse con los intentos de respiración espontanea del paciente.

“Cuando el paciente desea respirar por sí mismo entran los ejercicios de respiración obligatoria, el equipo debe reconocer y apoyar los intentos de respiración espontánea. Caso contrario, el paciente se vuelve muy estresado y agotado rápidamente”, ha explicado Sandra Cordts, gerente de productos Dräger.

Con el software de 3.20, Carina ofrece un soporte de presión activable para los modos de respiración controlados PC - BIBAP y VC - SIMV. “A través de la función adicional el equipo reconoce cuando el paciente es
 capaz de respirar de nuevo y apoya activamente a este. Esto es particularmente útil durante el proceso de destete para restaurar completamente la auto-respiración del paciente al final de la respiración mecánica”, ha explicado Cordts.

El equipo de respiración no sólo reacciona sensiblemente a la respiración espontánea del paciente, sino que además , con la nueva función Autoadapt, Carina “puede ayudar al paciente a acostumbrarse a respirar lentamente”. Los pacientes cuando se despiertan con frecuencia perciben el uso de una mascarilla con presión respiratoria como incómoda. Por lo tanto, en muchas ocasiones el médico o la enfermera inicialmente establece el nivel de presión en un nivel bajo, aumentando gradualmente la presión durante el proceso de respiración. Este proceso, que hasta ahora se ha estado realizando de forma manual, es realizado por Autoadapt de forma automática lo que puede reducir el esfuerzo de la terapia . A través de la nueva aplicación el paciente puede, incluso después de una larga interrupción, iniciar el equipo desde el modo stand-by con el primer aliento y continuar con la terapia respiratoria. El equipo no tiene que reiniciarse manualmente para ello.

Se reducen las alarmas

Por último, la gestión de alarmas del Software Carina 3.20 ha sido adaptada específicamente a las necesidades  de la ventilación no invasiva para reducir las señales de advertencia a lo estrictamente necesario por razones médicas. La razón de esto es que con frecuencia falsas alarmas no sólo suponen una carga innecesaria para el personal médico, sino también pueden empeorar el estado del paciente.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.