Sin embargo, si el dispositivo muestra un resultado "no concluyente", el paciente debe someterse a una segunda prueba

Detección Covid: un 'alcoholímetro' más rápido y barato que PCR
Imagen de SpiroNose, prueba de aliento exhalado


18 may 2021. 12.00H
SE LEE EN 3 minutos
En febrero, el Servicio de Salud Pública (GGD) de Ámsterdam propuso un nuevo método para detectar coronavirus: un 'alcoholímetro' basado en una mezcla de componentes químicos exhalados por el paciente. Aunque en un principio parecía una buena idea -al ser más rápido, más barato y menos desagradable que un hisopado de nariz o garganta-, no fue totalmente fiable. 25 personas dieron negativo cuando realmente estaban contagiadas, por lo que la ciudad holandesa detuvo su uso.

Sin embargo, el gobierno holandés no ha retirado la autorización de este dispositivo y SpiroNose se va a utilizar para hacer un cribado previo a los trabajadores del Festival de la Canción de Eurovisión, que comienza este martes 18 en Rotterdam. Según se explica en un artículo publicado en Science, este detector no está destinado a diagnosticar definitivamente una infección de coronavirus, pero sí que puede utilizarse para "descartarla con la mayor probabilidad posible".

En esos casos, cuando el dispositivo muestra un resultado "no concluyente" dicha persona debe someterse a una PCR o un test de antígeno para asegurar si está contagiada o no. "Lo que queremos es excluir a la mayor cantidad posible de personas que podrían estar infectadas con el coronavirus, para reducir la carga de las pruebas y aumentar la disposición a realizarlas”, explica Rianne de Vries, directora de operaciones de Breathomix, la empresa holandesa que fabrica el dispositivo.

¿Cómo funciona el 'alcoholímetro' para el Covid?


No es la única compañía que ha investigado en las pruebas de aliento exhalado. Algunas se basan en una variedad de tecnologías, incluida la espectrometría de masas y la cromatografía de gases, mientras que las más prometedoras están basadas en sensores basados ​​en nanomateriales. En el caso de SpiroNose, esta contiene siete sensores semiconductores de óxido metálico que detectan miles de compuestos orgánicos en el aire exhalado; cuando el paciente está infectado por Covid-19 el test identifica que la combinación de dichos compuestos ha cambiado.

Según el estudio preprint presentado por investigadores del Centro Médico de la Universidad de Leiden en colaboración con científicos de la empresa, este dispositivo funciona correctamente. De los 904 participantes, SpiroNose detectó a las 33 personas que habían dado positivo en una PCR previa. A su vez, realizaron pruebas en poblaciones con una transmisión viral mayor y entre personas asintomáticas que habían estado en contacto con un individuo infectado. El dispositivo solo fue incapaz de detectar un caso positivo en cada estudio, y el paciente tenía una carga viral baja, lo que significa que probablemente no era contagioso.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.