Redacción Médica
26 de septiembre de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 13:00
Empresas > Tecnología

Air Liquide avanza en su transformación y renueva su imagen corporativa

La compañía está inmersa en una nueva fase tras una gran adquisición y una nueva estrategia

El presidente de Air Liquide, Benoît Potier.
Air Liquide avanza en su transformación y renueva su imagen corporativa
Redacción
Lunes, 16 de enero de 2017, a las 18:20
Air Liquide ha entrado en una nueva fase y, tras la adquisición de Airgas, que supuso un punto de inflexión para la compañía, se ha decidido a cambiar su identidad visual con un logotipo que lo identifica como un “grupo líder, experto e innovador”, según destaca la firma en un comunicado, en el que se informa que este es el quinto logotipo de la empresa desde su fundación hace 115 años.

Con su programa de compañía NEOS para el periodo 2016-2020, Air Liquide está implementando una estrategia de transformación centrada en el cliente para proporcionar un crecimiento rentable a través de la innovación. La estrategia está diseñada para ofrecer nuevas soluciones a los desafíos planteados por la transición energética y ambiental, la salud y la transformación digital.

Además, con la compra de Airgas, Air Liquide cuenta con 68.000 colaboradores y da servicio a más de tres millones de clientes en el mundo gracias al refuerzo de su presencia en los Estados Unidos, el mayor mercado de gases industriales del mundo así como un país a la vanguardia de la innovación y las tecnologías digitales, según destaca la compañía.

En cuanto al cambio de identidad, cabe destacar que el nuevo logotipo sirve para ilustrar la transformación del grupo. Mientras mantiene los fundamentos de la marca (el nombre, el código de colores y la construcción del logotipo), el monograma AL da paso a un nuevo símbolo de marca, el “Alpha”, que simboliza el inicio de una nueva fase.

“La precisión de “Alpha” refleja la experiencia del Grupo, su cultura científica y sus capacidades tecnológicas y de innovación. La redondez del símbolo y la tipografía minúscula evocan la proximidad del Grupo con sus stakeholders y su contribución a los grandes desafíos de la sociedad. Por último, la eliminación de la caja alrededor de la marca simboliza la apertura del grupo, ya sea en su forma de innovar o en su diálogo continuo con las comunidades”, destaca la firma.

Por su parte, el presidente de Air Liquide, Benoît Potier, ha señalado que “esta nueva identidad visual es una fuerte señal de la transformación de Air Liquide. Marca el inicio de una nueva fase en la historia del grupo en un momento en el que cambia de dimensión”.