12 dic 2018 | Actualizado: 19:00

'Spy Glass DS' visualiza "sin destellos" las vías biliares y pancreáticas

José Ramón Aparicio explica cómo se consigue tratar y diagnosticar patologías biliopancreáticas con esta herramienta

José Ramón Aparicio durante un momento del Simposio.
'Spy Glass DS' visualiza "sin destellos" las vías biliares y pancreáticas
mié 21 noviembre 2018. 11.20H
La colangiopancreatoscopia es una técnica endoscópica que facilita y mejora el diagnóstico y el tratamiento de las patologías de las vías biliares y pancreáticas. Ahora, algunos hospitales españoles cuentan con la nueva versión de SpyGlass DS, una herramienta a través de la que se visualizan ambas vías al tiempo que permite, en casos complejos, realizar procedimientos diagnósticos y tratamientos. Además, consigue tomar biopsias directamente de la lesión. Para hablar de esta y otras ventajas que tiene la herramienta, José Ramón Aparicio, MD, PhD, Aparato Digestivo. Unidad de Endoscopia Digestiva del Hospital General Universitario de Alicante, ha participado en un simposio organizado en el marco del XL Congreso de la Sociedad Española de Endoscopia Digestiva (SEED). 

¿En qué consiste la colangiopancreatoscopia?

Consiste en la introducción de un endoscopio muy fino y desechable, único para cada paciente, dentro de la vía biliar o del páncreas. Este nos permite ver las lesiones que hay dentro de esos dos conductos y realizar tratamientos.

¿Para qué enfermedades se utilizan más?

Una de las principales indicaciones es el tratamiento de pacientes con cálculos biliares o con cálculos en el páncreas que, por su tamaño, no pueden extraerse con las técnicas habituales de endoscopia. Gracias a la colangioscopia podemos romperlos, fragmentarlos y extraerlos más fácilmente. 

La otra gran indicación es en pacientes con una estenosis. Esta es, generalmente, tumoral, causada por un cáncer de la vía biliar o del páncreas, pero que no se ha llegado a un diagnóstico por las pruebas de imagen habituales. La ventaja de la colangiopancreatoscopia es que, además de ver la lesión, nos permite extraer biopsias directamente ella. Hacer algo así, hasta la llegada de este dispositivo, no era posible. 

¿Desde cuándo se utiliza esta técnica?

Las primeras colangioscopias se empezaron a usar en el año 1970. Pero la ventaja del sistema Spy Glass es que es un desechable, lo que ha facilitado mucho la difusión de la técnica al ser relativamente barata en comparación con las anteriores. Y, sobre todo, la facilidad de uso.


"La ventaja de este sistema es que es desechable"


Este sistema comenzó en el 2007, pero la última innovación es que ahora son digitales. La calidad es muy superior en comparación con los primeros sistemas. 

Es decir, que ahora hay una nueva versión.

Sí, el sistema digital 2.0, que mejora considerablemente la calidad de la imagen y que nos permite tener una resolución mucho mayor.

¿Desde cuándo disponen de esta nueva versión?

Acaba de salir al mercado, por lo que todavía no está disponible en la mayoría de los hospitales. Solo tenemos algunos centros seleccionados. Poco a poco se irá extendiendo.

¿En el Hospital General Universitario de Alicante ya lo han podido utilizar?

Sí, hemos hecho dos casos y, en comparación con el sistema antiguo, lo que mejora sobre todo es la iluminación dentro de la vía biliar. Tanto esta como la del páncreas son conductos muy finos. Si hay mucha iluminación se produce reflejo y sombra. El nuevo sistema elimina todos esos destellos que produce la luz.

Supongo que eso también facilita la realización de la biopsia.

Claro. Al poder mejorar la imagen, tenemos mucha mayor resolución y mayor capacidad de decir sobre qué selección vamos a coger las biopsias.

¿Qué diámetro tiene?

Tiene 3,3 mm. Es un endoscopio tremendamente fino. Pero aún con ese calibre, nos permite meter una pinza de biopsia u otros materiales de Spy Glass, que también han salido hace poco al mercado, como un asa para poder extraer cuerpos extraños que se hayan podido quedar alojados dentro de la vía biliar, por ejemplo una prótesis o un clip metálico después de una cirugía. Con esos materiales nuevos, que está sacando Boston Scientific, ya tenemos herramientas para realizar más acción terapéutica dentro de la vía biliar.

¿Los especialistas del aparato digestivo en España están familiarizados con esta técnica?

La técnica está difundida. Los especialistas del aparato digestivo conocen su indicación. El problema es que no hay muchos hospitales donde se realicen. Poco a poco va incorporándose. Actualmente habrá entre 20 y 25 hospitales realizando Spy Glass.

Los que no disponen de ello, ¿qué alternativas tienen?


La cirugía, como alternativa, comporta un mayor riesgo para el paciente


O remitir al paciente a un centro que tenga o, en muchos casos, si no tienen posibilidades de hacer una colangioscopia, el manejo de algunos pacientes requiere cirugía. Sobre todo aquellos con cálculos biliares grandes.

Y eso conlleva más riesgo.

Evidentemente, la cirugía siempre comporta un mayor riesgo de mortalidad, morbilidad, estancia hospitalaria y mucho más costo.

Lo ideal, por tanto, sería que llegase a todos los hospitales españoles.

O, al menos, a todos los hospitales que tengan un volumen suficiente de pacientes con problemas en la vía biliar o en el páncreas. No en todos los hospitales, pero sí en hospitales de referencia de cada provincia por lo menos.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.