Carlos Pujadas, CEO de la tecnológica Lãberit, explica los desafíos y barreras que tiene España en digitalización

"Los fondos europeos son un trampolín para crecer en innovación sanitaria"
Carlos Pujadas, CEO de Lãberit.


10 jun 2021. 09.00H
SE LEE EN 10 minutos
Lãberit ha nacido para convertirse en el ‘top ten’ de las tecnológicas españolas y, entre sus principales focos de actuación se encuentra lograr una verdadera transformación digital de la sanidad. Su CEO, Carlos Pujadas, explica en una entrevista con Redacción Médica los desafíos y barreras que tienen en esta misión, así como la importancia de una buena gestión de los fondos europeos para ello. Además, analiza los objetivos de la compañía y sus soluciones tecnológicas que hacen que el sector salud sea cada día más innovador.

Entrevista completa a Carlos Pujadas, CEO de Lãberit.





Hace pocos días conocíamos el nacimiento de Lãberit, después de que Alfatec adquiriese dos empresas. ¿Cómo define esta nueva empresa?

Lãberit nace con una clara vocación integradora y apuesta por ser un ‘top ten’ de las tecnológicas nacionales. Alfatec tiene una trayectoria de más de diez años, con una estrategia basada en tener una empresa generalista con otras monográficas con contenidos muy concretos. Hemos conseguido un grupo de catorce empresas y ha llegado el momento de crear una marca potente con una gran estructura, que es la que tenemos en este momento.

Ocho de las empresas del grupo, cinco históricas más tres que hemos adquirido con la llegada de la pandemia, configuran el núcleo de Lãberit. Además, nacemos habiendo adquirido hace una semana sendas empresas en Canarias y Baleares, lo que aumenta nuestra capilaridad nacional.

¿Cuáles son sus objetivos a corto y medio plazo?

El primer objetivo es que Lãberit debe convertirse en un ‘top ten’ de las tecnológicas españolas. Nuestro segundo objetivo es profundizar dentro del mercado internacional. Ya tenemos una presencia relevante en Latinoamérica y estamos abriendo ahora mismo negocio en Reino Unido, donde esperamos tener filial pronto. En Portugal acabamos de abrir y en África hay muchísimo por hacer en sanidad. En realidad, todo lo que hemos hecho en los últimos años en Latinoamérica es algo que podemos repetir en el continente africano.

En todo ello, el mayor activo son las personas, el grupo de 800 trabajadores que somos ahora mismo es el centro de nuestro corazón y es con ellas con quien queremos acometer el futuro.

Han decidido centrarse en las personas como principio básico de la empresa. ¿Qué políticas están llevando a cabo para el cuidado de los empleados?

Carlos Pujadas explica el peso que tiene la innovación en sanidad dentro de la compañía. 

Esto se remonta a los valores fundacionales. Cuando tan solo éramos 12 personas, decidimos incorporar a un psicólogo en la plantilla, para que la gente esté feliz en su trabajo y motivada. Nosotros tratamos a la persona como un todo, no solo sus cualidades o su talento para el trabajo, sino que atendemos a su vocación de personas.

De hecho, nuestro Departamento de Recursos Humanos actualmente se llama ‘Área de Personas’, porque tenemos la vocación de dedicar a la persona el devenir de nuestra empresa. Por eso, todas nuestras políticas están fundamentadas y basadas en el único activo relevante que tenemos: las personas. 

¿Qué política tienen sobre la captación y mantenimiento del talento?

Lo más importante es que la gente que trabaja en Lãberit esté feliz, realizada y haciendo lo que le gusta, porque eso es lo que se transmite hacia el exterior. Los procesos tradicionales de reclutamiento de personal están muertos, ya que en un sector con pleno empleo, si publicas una oferta de trabajo básica y plana, puede que no se apunte nadie.

La gente viene porque puede desarrollar aquí su proyecto personal. Somos conocidos porque damos un trato diferencial y, es precisamente eso, lo que nos está dando el éxito de ser capaces de mantener una estabilidad muy superior a la media del mercado, atraer talento y mantenerlo. Además, no solo buscamos personas que ya tengan unos conocimientos, también formamos desde cero. La última formación que hemos hecho es un Academic para el desarrollo de aplicaciones móviles. Se apuntaron 16 personas y, tres meses después, hemos fichado a 11 de ellas.

Hace tiempo creamos nuestro propio centro de formación. Muchas personas que están buscando trabajo y que a lo mejor tienen otras profesiones, se pueden reciclar y trabajar en Lãberit. Luego hay roles que están por nacer, como el de analista de datos.

¿Qué peso tiene la innovación en sanidad dentro de la compañía?

Tenemos más de cuarenta proyectos de I+D+i hechos o en marcha y, de ellos, el que más inversión ha tenido es el software de gestión hospitalaria, que tiene unos avances rompedores con lo tradicional. Lo que buscamos es la interconexión entre diferentes centros con historia clínica compartida, con posibilidad de diagnósticos desde diferentes sistemas y países y, además, rompiendo las barreras de público-privado. Buscamos que la historia de salud sea realmente compartida.

Además, hemos protagonizado otros proyectos sanitarios, como un tratamiento semántico de la información médica: Team Coder, que consiste en un codificador automático de enfermedades y procedimientos. Y también tenemos en marcha trabajos sobre predicción y prevención de enfermedades. En definitiva, estamos apostando por generar soluciones novedosas en el mercado que sean capaces de triunfar en un país desarrollado, así como dar la oportunidad a un país en vías de desarrollo a que adelante posiciones porque su sanidad esté atrasada.

Carlos Pujadas en un momento de la entrevista con Redacción Médica.


Recientemente conocíamos que el Hospital de Benidorm recibía reacreditación Joint Commission International gracias a sus soluciones. ¿Qué se puede hacer para que tanto sanidad privada como pública atiendan mejor y optimicen procesos?

La Joint Commission es la acreditación mundial más relevante para una institución sanitaria. El Hospital de Benidorm, piloto de esta herramienta de software hospitalario, ha conseguido esta acreditación convirtiéndose en la primera institución privada de la Comunidad Valenciana en conseguirlo y una de las pocas en España que la tiene.

Es fundamental que la Medicina transforme sus procesos y estas acreditaciones sirven para hacerlo de una forma organizada. Esto va a ir a más y, por eso, preparamos nuestro software, ya no solo para cumplir los procedimientos de la Joint Commission, sino para que estas instituciones sanitarias tengan las herramientas para hacer el día a día más fácil y se puedan adaptar al cambio de transformación digital.

Transformación digital no es informatizar o automatizar un proceso, es cambiar los procesos. Esto es lo que hay que trasladar a todos los sectores: hay que conseguir que los procesos cambien y que las costumbres se vuelvan procesos eficientes. En el caso de la sanidad, el paciente debe estar de verdad en el centro y así se debe sentir. Si el paciente se siente en el centro, se comunicará mejor con su sistema de salud y, por tanto, éste será más beneficioso para la curación o para llevar su enfermedad crónica.


"Transformación digital no es informatizar un proceso, es cambiarlo"



¿Ve fácil este cambio de mentalidad?

Toda la gestión del cambio es difícil, pero es muy gratificante ver que un paciente desde su app sabe interpretar lo que le está pasando, ver cómo evoluciona su analítica y cómo puede seguir las pautas de su médico. Hay que cambiar el concepto de cita, visita, diagnóstico, dispensación de medicamentos, etc. por un hábito de vida. Los hábitos de vida a veces solucionan más que la medicación. Obviamente la medicación es necesaria, pero el conjunto mejora la calidad de vida. Trabajar por ello es gratificante porque si mejoramos la calidad de vida, mejoraremos las cuentas públicas en sanidad.

Con la digitalización en pleno avance, ¿cómo cree que van a ser los hospitales en diez años?

Los hospitales van a sufrir o se van a beneficiar de un cambio muy relevante. Lo pacientes hospitalizados van a continuar de forma similar, pero la interacción de consultas médicas va a tener un proceso de transformación muy relevante. Hemos visto en esta pandemia cómo se ha sustituido la consulta presencial por una llamada telefónica que, aunque sea el medio más pobre que tenemos para hacer teleconsulta o telemedicina, se ha hecho.

Con ello se han evitado muchas presencias en los hospitales. Pero esto está evolucionando. En las consultas externas es donde auguro un cambio espectacular y lo tenemos que hacer entre todos.

Según diversos estudios, España se mantiene por debajo de la media de la UE en cuanto a comportamiento en innovación. ¿Cómo se está ayudando a eliminar las barreras para los emprendedores en este ámbito?

España en muchas ocasiones se encuentra por debajo de la media y no solamente en esta materia. Si España no estuviera en Europa, estaríamos mucho más lejos de esa media. No nos tenemos que quedar en esta autocomplacencia, sino que tenemos que llegar a la media y superarla. Hay muchos proyectos de innovación en los que está España y estoy convencido de que vamos a progresar muchísimo, también con la llegada de los fondos Next Generation.

Vamos a ver si entre el Gobierno, administraciones autonómicas y empresas somos capaces de aprovechar estos grandes fondos que van a llegar, en los que la sanidad debe ser uno de los focos principales. Es un trampolín en el que España debe dar un salto con doble giro y ponerse a la cabeza.


"Los fondos europeos son una gran oportunidad para modernizar la sanidad, pero falta saber cómo se engrana con el tejido empresarial"



¿Qué le parecen los fondos europeos destinados a modernizar la sanidad?

Son una gran oportunidad que hay que aprovechar. Nos falta todavía a las empresas un poco de visibilidad sobre cómo se van a aprovechar estos fondos, porque hay mucha confusión. Ahora mismo en materia de sanidad, según tengo entendido, se van a trasladar las inversiones a las comunidades autónomas con una cierta orquestación, pero falta ver cómo se engrana con el tejido empresarial y que no quede esto soportado por diez multinacionales.

Es muy importante que haya capilaridad empresarial y esto es el punto gris en la gestión de los fondos. Espero que en los próximos meses se quede resuelto, porque somos bastantes empresas en España las que tenemos mucho que decir en innovación sanitaria.


La transformación digital de la sanidad española ha sido uno de los temas clave de la entrevista.  



Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.