Redacción Médica
20 de agosto de 2018 | Actualizado: Domingo a las 18:00
Empresas > Tecnología

El 70% de la decisiones clínicas dependen del diagnóstico in vitro

Fenin presenta un informe sobre esta tecnología, que supone solo el 0,8% de la inversión pública en tecnología médica

Los participantes en la jornada de Fenin.
 El 70% de la decisiones clínicas dependen del diagnóstico in vitro
Miguel Fernández de Vega
Lunes, 26 de febrero de 2018, a las 14:20
Pocas pruebas son tan útiles en España como el diagnóstico in vitro (DIV). El 70 por ciento de las decisiones clínicas dependen de este procedimiento y solo supone el 0,8 por ciento del gasto en tecnología médica del Sistema Nacional de Salud (SNS).

Así lo indica el informe El Diagnóstico In Vitro Hoy. Un cambio de paradigma en la calidad de vida y el proceso de atención de los pacientes, elaborado por la Federación de Empresas de Tecnología Sanitaria (Fenin) y Antares, que han desgranado Carlos Sisternas, coordinador del sector de DIV de la patronal, y Joan Barrubés, socio director de la consultora. "Es un sector estratégico que genera 5.000 empleos en España", ha concretado sobre una industria que "ha mejorado la accesibilidad a los procesos asistenciales".

Esto es gracias a la "rapidez", cada vez más elevada, de los procesos de análisis de los resultados. De hecho, para Barrubés, uno de los grandes valores que va a presentar el ámbito de los DIV de cara al futuro es la capacidad de "producir información. El 'Big Data' de verdad se va a generar aquí".

Carlos Sisternas, coordinador de Sector Diagnóstico In Vitro de Fenin; Manel Peiró, director del Institute for Healthcare Management de Esade, e Imma Caballé, presidenta de la Sociedad Española de Medicina de Laboratorio.


Sin embargo, para ello, estos datos se tienen que alorar y medir (algo que no ocurre a día de hoy), de manera que se conozca "el impacto de los DIV en el SNS y el valor que aportan", de manera que se pueda pasar de un pago por proceso o paciente a un pago por valor, una de las grandes reclamaciones del sector.

Colaboración

En la presentación del informe también ha participado Imma Caballé, presidenta de la Sociedad Española de Medicina de Laboratorio, quien ha reconocido que "queda mucho por explicar de lo que hace y aporta en la prevención de enfermedades el DIV". 

Esta valoración la ha compartido Ana Quinteiro, coordinadora de la Red de Diagnóstico Biológico de Osakidetza, quien ha apuntado que "es una tecnología básica" y ha recordado que para su desarrollo "es básica la colaboración de los profesionales de los laboratorios y las compañías para poder incorporar las innovaciones. No veo otro camino".

María Carmen Abad, de la Aemps.

Por su parte, Andoni Lorenzo, presidente del Foro Español de Pacientes (FEP), ha opinado que "el DIV aporta calidad de vida y tranquilidad en el paciente. Permite abordar la cronicidad antes, agiliza los procesos y nos facilita y reduce la angustia del diagnóstico de los pacientes".

Mientras, Rafael Cantón, jefe de Servicio de Microbiología del Hospital Ramón y Cajal, ha asegurado que los especialistas de los laboratorios quieren participar más en los procesos de compra de los centros de estas tecnologías, aunque "desgraciadamente el valor añadido que nosotros podemos evaluar no siempre es entendido por las Administraciones Públicas".

Gran desconocido

"A pesar de que es una de las tecnologías más empleadas sigue siendo una gran desconocida. Por eso hay que poner en valor sus beneficios, tanto a nivel científico como asistencial", ha lamentado por su parte Sisternas, quien ha reclamado que "el SNS debe mejorar la percepción del sector de DIV" en la sociedad. 

Por su parte,  María Carmen Abad, directora de Productos Sanitarios en la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps), asegura que los productos de DIV “han sido fundamentales desde siempre y la dimensión de su importancia es todavía mayor ante la medicina predictiva”.

Ha recordado que el sector va a sufrir cambios ante la puesta en marcha del reglamento europeo que se aprobó el año pasado y ha juzgado “necesario” el prolongado periodo de transición hasta su entrada en vigor (2020), para que tanto instituciones como empresas se puedan preparar para cumplir esta legislación.

Carlos Sisternas junto a María Carmen Abad, directora de Productos Sanitarios en la Aemps, y María Aláez, directora técnica de Fenin.


Rafael Cantón, jefe de Servicio de Microbiología del Hospital Ramón y Cajal; Carlos Sisternas; Ana Quinteiro, coordinadora de la Red de Diagnóstico Biológico de Osakidetza, y Andoni Lorenzo, presidente del Foro Español de Pacientes (FEP).


Jaime Vives, de Roche Diagnostics, charla con Pablo Crespo, director legal de Fenin. A continuación, Luis Cortina y  Desireé Rienia, ambos de Siemens.


Rafael Cantón, Imma Caballé y Carlos Sisternas.


Joan Barrubés, socio director de Antares Consulting, charla con Luis Cortina y Manel Peiró. 


Claudia Fernández y José María Barreda, ambos de Abbott. A continuación, Ángel Rodríguez y Joan Almarcha, de Siemens.


Luis Cortina con Manel Peiró. En la foto de la derecha, Leandro San José charla con Jaime Vives, ambos de Roche. 


Un momento de la jornada celebrada por Fenin en la sede Esade en Madrid.