Zapatero: "Es clave apoyar y dotar a instituciones y funcionarios públicos"

El expresidente del Gobierno analiza en una entrevista con Redacción Médica las consecuencias de la crisis del Covid-19

José Luis Rodríguez Zapatero, expresidente del Gobierno de España.
Zapatero: "Es clave apoyar y dotar a instituciones y funcionarios públicos"
mar 26 mayo 2020. 18.40H
Con la colaboración de
José Luis Rodríguez Zapatero fue presidente del Gobierno de España entre 2004 y 2011. A nivel sanitario, vivió la epidemia de la gripe A, para la que el Estado armó una importante estructura de vigilancia y vacunación que finalmente no fue necesaria poner en marcha.



De esa experiencia y de lo que representa el peso del poder y de la toma de decisiones ha reflexionado en esta entrevista con Redacción Médica, enmarcada en el especial Lecciones Covid-19, donde se muestra optimista ante los cambios que el drama de esta crisis sanitaria provocada por la epidemia de coronavirus puede provocar a nivel social y político, sin desdeñar los problemas sociales y económicos que ya se empiezan a conocer.

¿Qué ha aprendido España de esta crisis del coronavirus?

En primer lugar, no solo España, la comunidad internacional ha aprendido el riesgo altísimo que tienen las enfermedades infecciosas, que de manera singular no habían afectado a Europa en los últimos años. Eso a pesar de que a principios de la década de los 2000 teníamos advertencias por la gripe A y el SARS; esto ha sido la constatación de que ese riesgo existe y que además, cuando se trata de un virus nuevo, puede provocar efectos tan dramáticos como los que hemos visto.

Habrá sin duda un desplazamiento para poner mucha más atención a estas enfermedades. Hasta hora, tanto Gobiernos como investigación estaban centrados en otras grandes patologías como el cáncer, las cardiopatías...

Con su experiencia como presidente, ¿cómo cree que debería articular este Gobierno y los sucesivos la tan demandada mejora de la sanidad y la investigación públicas?

Hay dos cuestiones evidentes. La primera, tenemos que contar con un dispositivo para casos de Emergencias, una reserva estratégica de material sanitario y una unidad de Emergencias Sanitarias. La segunda, debemos de seguir en un ritmo creciente de inversión en el sistema sanitario y en Salud Pública, que incluya de manera muy singular la investigación preventiva, con una mayor dedicación y medios a los sistemas de alerta.

Estos están contemplados en la legislación; de hecho, mi Gobierno elaboró en 2005 un plan para las pandemias pero no tenía el alcance para una de esta envergadura. Pensábamos entonces en situaciones no tan agresivas ni contagiosas como la vivida.


"Debemos aumentar la inversión en sanidad pública y, en especial, en investigación preventiva"


Yo tuve como presidente la experiencia de la gripe A, donde hubo una alarma muy intensa: tomamos muchas medidas, adquirimos un volumen muy importante de vacunas para dar cobertura al 60% de la población, con una fortísima inversión de dinero público... Pero en ese caso sucedió lo contrario a ahora y la alarma fue mayor que la realidad.

Paradójicamente, hubo incluso alguna investigación por parte de órganos europeos en la que se acusaba a la industria farmacéutica de haber alertado demasiado; eso ha pesado.

Si tuviera que hacer autocrítica de la gestión, ¿dónde pondría el foco?

Primero, es clave tener una reserva estratégica de material sanitario. España tenía una dotación razonable, incluso para una epidemia, pero cuando te enfrentas a una de esta intensidad y capacidad de contagio, demuestra que es importante tenerla asegurada.

También es prioritaria la cuestión de las residencias. Hemos sufrido mucho sobre el impacto que ha tenido en muchas de ellas el Covid-19, un alto porcentaje de los fallecimientos totales ha tenido lugar en las residencias y su regulación en los aspectos sanitarios necesita una regulación.

Además creo que sería extraordinariamente importante hacer una evaluación de por qué unas han sido tan afectadas y otras apenas han registrado contagios de coronavirus. Las residencias han sido la parte más dolorosa para toda la sociedad.

Estos meses hemos visto un trabajo arriesgado e incansable de los trabajadores sanitarios españoles, ¿cómo juzga su labor?

Sencillamente encomiable, digna de elogio. En mi experiencia como presidente de Gobierno, tenemos una función pública que responde en las situaciones críticas con gran altura y ejemplaridad. En este caso ha sido los sanitarios, en una situación además de evidente riesgo, pero también las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado... Hemos de valorar la función pública.

Es frecuente escuchar críticas en la sociedad a lo que significa ser funcionario, a lo público en general; pero luego vemos que en los momentos más complicados tener unas instituciones y unos funcionarios públicos apoyados y bien dotados, es clave.


"Tenemos unos empleados públicos que responden con altura y ejemplaridad en situaciones críticas"


En definitiva, la labor ha sido ejemplar. Todos tenemos testimonios de médicos, enfermeros... que son conocidos, amigos, y que sabemos lo que han sufrido. Yo espero que los aplausos de las ocho de la tarde se conviertan en un apoyo estructural y permanente a esa función tan decisiva que presta en personal sanitario.

La crisis del Covid-19 también nos ha enseñado que la sanidad pública y privadas trabajan perfectamente en colaboración, ¿ayudará esta experiencia a cambiar la visión y relación de ambas?

La consideración de la sanidad en su conjunto está presente en la legislación y en los momentos críticos. Ello sin dejar de poner en valor, para la idea de país y de una comunidad que deben ser lo más equitativas posible, la idea de una sanidad pública. En el respeto, por supuesto, a la sanidad privada pero desde ese gran valor de la pública, donde es posible la coexistencia donde la privada cumpla, en momento determinados, una alta función social.

¿Confía en que realmente la sociedad y la política cambien a raíz de esta crisis; o cree que la memoria es más débil que los hábitos de vida adquiridos?

La experiencia ha sido muy dura y la lección va a aprenderse. La sociedad va a ser más receptiva para que los poderes públicos cuiden al sistema sanitario. En mi experiencia, cuando hemos tenido situaciones graves y hemos respondido con los profesionales públicos, esa huella ha quedado. Sin duda se va a producir una mayor conciencia colectiva. En general, en un apoyo al sistema sanitario; y en particular a los aspectos preventivos de la salud.

Usted ha presidido el Gobierno de España y ha vivido otro tipo de situaciones complejas; ¿cómo cree que habrán vivido la pandemia el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el ministro de Sanidad, Salvador Illa?

Habrán sido durísimas, desgarradoras. Cuando estás en el Gobierno de España y tienes las noticias de los muertos que se van contabilizando, el sentimiento de responsabilidad es muy grande. Una huella que queda para toda la vida, lo digo por experiencia. Los muertos que yo viví como presidente del Gobierno los tengo muy presentes en mi vida, quedarán para siempre.


"Los muertos que viví como presidente se quedarán en mí para siempre"


Debo de resaltar que, en mi opinión, el Ejecutivo ha tenido una gran fortaleza y ha abordado una situación que es la más difícil desde la Guerra Civil. Eso exige comprensión, apoyo, de esa sociedad que tanta disciplina ha demostrado. Pero que nadie dude, la huella interior y el dolor que tendrán los miembros del Gobierno y especialmente el presidente, es para siempre y muy intensa.

La epidemia ha cogido a muchos estudiantes de Medicina y Enfermería; y a muchos médicos y enfermeros jóvenes, trabajando y enfrentándose a algo que las generaciones anteriores no habían conocido. ¿Qué les diría y qué cree que saldrá de esta situación tan tremenda?

Han elegido una profesión que merece que se dediquen a ella con pasión. Es de las profesiones más dignas y en la que uno se puede realizar más en la vida. Ayudar a los demás, salvar vidas, pelear por la salud de tus semejantes... es de las tareas más nobles.

Todos esos médicos jóvenes que han estado cerca de esta situación tan difícil les habrá resultado una experiencia enriquecedora en su formación profesional y personal, que es tan importante en la atención a los pacientes. La dedicación humana, que la hemos visto a raudales.

Sé que ha habido muchos médicos, enfermeras, que han llorado de dolor y de emoción; y que han vivido una experiencia que hará que las futuras generaciones tengan una gran impronta, un gran carácter y una gran altura.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.