Investigadores han probado en primates no humanos un prototipo de vacuna basada en esta proteína

Una vacuna Covid con nanopartículas de ferritina, más potente ante cepas


01 abr 2021. 11.15H
SE LEE EN 2 minutos
Las mutaciones del virus original del SARS-CoV-2 han mermado la efectividad de las vacunas existentes, que están basadas en la cepa detectada por primera vez en Wuhan. Una respuesta a este problema podría hallarse en las nanopartículas de ferritina, según un grupo de investigadores que ha desarrollado un nuevo prototipo de vacuna cuyos resultados de ensayos en primates no humanos recoge la plataforma de preprints bioRxiv.

Investigadores de diversos institutos y fundaciones estadounidenses evaluaron los efectos de la administración de dos dosis de esta vacuna en un intervalo de tiempo de 28 días a una muestra de 32 macacos Rhesus, de origen chino. Según el estudio, la inoculación nanopartículas de ferritina generaron anticuerpos neutralizantes en niveles “significativamente” mayores que los de las vacunas genéticas.

Concretamente, según esta investigación, que todavía no ha sido revisada por pares, la vacuna Spike Ferritin Nanoparticle (SpFN) provocó unos anticuerpos séricos con una reacción neutralizante “diez veces más potente que la mayoría de vacunas”. Las diferencias fueron “mínimas” respecto a las variantes de interés del virus. 

La ferritina y la tormenta de citoquinas


La ferritina es una proteína de la sangre de casi todos los organismos vivos y que es capaz de almacenar y transportar hierro. Dado que es termoestable, se limitarían los problemas de logística y distribución. Mediante dicha fórmula se administrarían pequeñas partículas de ferritina de la espiga del SARS-CoV-2, la que se adhiere a las células ACE2 del cuerpo, para evitar la replicación del virus.

Las cantidades elevadas de esta proteína indican la presencia de virus y bacterias en el cuerpo, y están asociadas a enfermedades más graves por Covid-19. “En el 50 por ciento de los casos, los pacientes con niveles de ferritina excepcionalmente altos mueren”, se desprende de una investigación de la Universidad Estatal de San Petesburgo (Rusia).

Otros estudios han demostrado que la ferritina puede activar los macrófagos, un tipo de glóbulos blancos del sistema inmunológico que desempeñan un papel fundamental en la inmunidad innata, la primera defensa del cuerpo. Cuando se activan, los macrófagos comienzan a secretar citoquinas, que a niveles altos pueden desarollar la llamada “tormenta de citoquinas”, letal para la mitad de los pacientes, especialmente para ancianos.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.