Se iniciará con los sanitarios para luego extenderse al Sepad



13 may 2015. 17.48H
SE LEE EN 2 minutos
Cristina Mouriño. Madrid
El Servicio Extremeño de Salud (SES) financiará con Fondos Europeos a través de la empresa pública RED.es la puesta en marcha de la plataforma de firma electrónica “PKI” y la tarjeta del profesional, a la que se destinarán 1,5 millones de euros. Según ha explicado Alberto Mateos, subdirector de Sistemas de Información del SES a Redacción Médica, “este proyecto nace ante la necesidad de que el profesional sanitario firme electrónicamente tanto los accesos a la historia clínica digital del Sistema Nacional de Salud como los tratamientos de la prescripción electrónica para la interoperabilidad de receta electrónica entres las comunidades autónomas”.

Alberto Mateos.

En una primera fase, se posibilitará la firma electrónica a todos los profesionales sanitarios y posteriormente se extenderá también al resto de personal, administrativos, también incluirá al Servicio Extremeño de Promoción y Atención a la Dependencia (Sepad) y a los profesionales de la Consejería de Salud y Política Sociosanitaria. “El certificado necesario para la firma electrónica se almacenará en una tarjeta encriptada, que denominamos la tarjeta del profesional”, ha señalado Mateos. “Esto va a permitir una mayor seguridad al trabajador del Servicio Extremeño de Salud ya que los accesos a cualquier aplicación del SES se realizarán a través de la tarjeta del profesional”, asegura el subdirector general. 

Al mismo tiempo, el SES trabaja en un plan de contingencia para cuando el profesional pierda la tarjeta o se deteriore, “pueda recuperarla fácil y rápidamente desde cualquier centro de salud, hospital u oficina de recursos humanos del SES”, ha añadido. Para ello, se instalarán en todos estos puntos impresoras que serigrafían el plástico de las tarjetas y graban el chip.

El certificado que se va a utilizar es el de Empleado Público de la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre (FNMT), “pero, para dar agilidad a todo el proceso y no depender de terceros”, ha apuntado Mateos, “estamos montando nuestra propia plataforma de firma electrónica, denominada PKI que se encargará de conectarse a la Fábrica, validar el certificado, realizar la firma y establecer el sellado de tiempo para poder tener firma electrónica avanzada”.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.