Un 'think tank' progresista propone prohibir las patentes de los fármacos

El informe, firmado por Fernando Lamata y Ramón Gálvez, hace hincapié en los beneficios “excesivos” de la industria

Fernando Lamata y Ramón Gálvez, autores del estudio.
Un 'think tank' progresista propone prohibir las patentes de los fármacos
vie 28 junio 2019. 11.00H
El "abuso" del monopolio que los Gobiernos otorgan a los laboratorios farmacéuticos a través de las patentes es la causa, según un informe de la Fundación Alternativas, de los "altos" precios de los fármacos, con lo que aboga por prohibirlas en favor de un modelo diferente para financiar la investigación.

El informe Monopolios y precios de los medicamentos, un problema ético y de salud pública, presentado este jueves por sus autores, los médicos Fernando Lamata y Ramón Gálvez, exconsejero de Sanidad de Castilla-La Mancha y exgerente del Sescam, respectivamente, hace hincapié en los beneficios "excesivos" de la industria farmacéutica, en los "altos" precios de los medicamentos y en la "vulneración" del derecho humano a la atención sanitaria en todo el mundo.

Sostiene el documento que cientos de miles de personas no pueden comprar medicamentos que se les han recetado en la sanidad pública por motivos económicos y asegura que la industria presiona a los médicos para que receten una serie de fármacos "de dudosa eficiencia" cuando existen otros de acción similar y más baratos.


Miles de personas no pueden comprar medicamentos que se les han recetado en la sanidad pública, según el informe


"La causa de estos problemas está en el abuso del monopolio que los Gobiernos otorgan a las empresas a través de las patentes y otros instrumentos de exclusividad", destaca el informe, que abunda en que esto bloquea la competencia para que la industria fije un "sobreprecio" con la justificación de financiar la I+D.

"Grandes sumas" en márketing farmacéutico


En este sentido, considera que se aplica "una especie de impuesto" a los pacientes y a los sistema de salud para pagar la investigación cuando los beneficios de las farmacéuticas van "mucho más allá" del coste de ésta.

De hecho, indica que los "enormes beneficios" permiten a estas compañías dedicar "grandes sumas" al márketing, ya que según el informe en la UE gastan más de 35.000 millones de euros al año en esta materia, que sirven para, entre otras cosas, "influir" en los Gobiernos, financiar la formación de médicos o la redacción de guías clínicas, entre otros.

El documento asegura que los beneficios sobre las ventas de las diez farmacéuticas más grandes son tres veces mayores que los de las diez empresas más grandes de todos los sectores.

Ante esta situación, el informe propone un convenio internacional que prohíba el uso de las patentes y los monopolios en los medicamentos, pero como, según Lamata, es algo que no se puede hacer "de hoy para mañana" mientras se pueden tomar medidas dirigidas a construir un modelo diferente para financiar la investigación y el desarrollo.

Fijar el precio del fármaco por coste real y no por valor


Plantean la creación de un Fondo Global, "una agenda de investigación basada en necesidades de salud, con investigación abierta y cooperativa" y con medicamentos a precios asequibles. Entre las medidas, los autores creen que los Ejecutivos deben tomar decisiones para mejorar el acceso a los medicamentos reduciendo los precios y fijando éstos por coste real y no por valor.

También defienden un refuerzo de la capacidad de negociación de las Administraciones Públicas y la promoción de modificaciones en la legislación europea sobre la exclusividad para poder aplicar licencias obligatorias. Aumentar la inversión pública en I+D y generar retornos de ésta, así como denunciar las vulneraciones del tratado de funcionamiento de la UE sobre competencia y promover la participación de los profesionales de la salud y de la sociedad, son otras de las propuestas.

"Es difícil que los gobiernos las adopten porque están presionados pero es posible hacerlo", ha señalado Ramón Gálvez, quien ha indicado que se necesitan Ejecutivos "valientes" y que defiendan "el valor de lo público".
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.