Salud Pública pone 4 'peros' a la idea de meter mascotas en el hospital

Los animales de compañía no suponen un riesgo en general, pero en un hospital hay muchas situaciones particulares

Jaon Ramón Villalbí, en una imagen de archivo.
Salud Pública pone 4 'peros' a la idea de meter mascotas en el hospital
dom 16 febrero 2020. 12.00H
Jaime Recarte
La humanización es un objetivo de la asistencia sanitaria, y en varias ocasiones se ha propuesto permitir que las mascotas accedan a los hospitales públicos. Sin embargo, desde la Sociedad Española de Salud Pública (Sespas) ven ciertos 'peros' a la presencia de animales en los centros hospitalarios.

Y es que una cosa es la humanización y "otra cuestión es la presencia de animales en la UCI o en el espacio de aislamiento de enfermos infecciosos", algo que, en opinión de Joan-Ramon Villalbí, miembro de la Junta Directiva de Sespas, "no parece lo más razonable".

Y es que se ha ganarado cierta confusión sobre en qué centros se puede permitir la presencia de animales domésticos, puesto que los centros que lo permiten "se encuentran en la frontera entre lo social y lo sanitario".

No obstante, Villalbí no cree que los animales supongan un problema de salud pública, puesto que "en nuestro medio urbano la presencia de animales de compañía es muy habitual, no estamos especialmente afectados por enfermedades zoonóticas y no plantean riesgos a las personas que conviven con ellos desde una perspectiva general". "Evidentemente un recinto hospitalario es peculiar y puede haber pacientes especiales y zonas con requerimientos especiales" apunta el especialista.


Situaciones particulares


Villalbí aclara que en estos casos se habla de mascotas de particulares. Otro tema son los perros guía de las personas invidentes, como la medida recientemente aprobada en Cataluña para que estos animales puedan acompañar a sus dueños en los traslados de urgencia. "Un perro guía es un elemento muy necesario para las personas invidentes", recuerda.

Además de este y otros casos especiales, como los animales de terapia, Villalbí señala que sería necesario considerar las situaciones concretas en las que se pretende implantar estas medidas. "Los equipamientos y las medidas de humanización seguramente son positivas para las personas y comprensibles, pero estos criterios se aplicarán a las situaciones concretas que puedan plantearse", concluye.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.