Salud Pública y Enfermería defiende que no vale con ser un "mero telefonista", se necesita formación previa

Así es el perfecto rastreador Covid: sanitario con formación epidemiológica
Rafael Ortí, presidente de la Sempsph, y Florentino Pérez Raya, presidente del CGE.


16 ago 2020. 17.30H
SE LEE EN 4 minutos
POR BORJA NEGRETE
Los rastreadores de casos Covid-19 han ganado protagonismo en los últimos meses. Se les ha llegado a llamar detectives de la salud y, en ocasiones, simplemente telefonistas. Pero ¿cómo debe ser realmente un rastreador de casos Covid? ¿Qué formación es necesaria? La Sociedad Española de Medicina Preventiva y Salud Pública (Sempsph) y el Consejo General de Enfermería (CGE) dan a Redacción Médica las claves para ser el "perfecto rastreador de Covid-19".

Rafael Ortí, presidente de la Sempsph, lamenta que en los últimos meses ha dado la impresión de que "todo vale" y de que para ser rastreador valía con ser un "mero telefonista". En realidad, para rastrear casos adecuadamente "se necesita una importante formación previa".

Ortí señala que lo ideal es que este trabajo lo desempeñaran "médicos especialistas en Salud Pública" pero dada la escasez de profesionales disponibles en este ámbito "toca buscar alternativas". "Para hacer un estudio de seguimiento de casos Covid se debe tener conocimientos básicos de Epidemiología".

En este sentido, apunta que "tras los especialistas en Salud Pública, los médicos y los enfermeros son los mejor preparados para realizar esta tarea. Si no, se debería contar con personal sanitario que tengan contacto con el funcionamiento del Sistema Nacional de Salud y que hayan realizado un curso previo para formarse en la materia".

Además de este conocimiento epidemiológico, "las habilidades comunicativas son necesarias. Tenemos que convencer a las personas de que hagan una cuarentena de 14 días y, para ello, es necesario que nuestra argumentación sea convincente y esté bien expresada".

Conocimiento del sistema sanitario


Además de habilidades comunicativas y conocimientos epidemiológicos, Ortí destaca un factor fundamental: conocer el sistema sanitario. "El rastreador tiene que ser alguien que conozca los sistemas de Salud Pública. Debe ser capaz también de trabajar en equipo y trabajar en contacto con los servicios públicos".

El cuarto factor que destaca Ortí es que el rastreador "tenga un mínimo de experiencia. Esto desde el primer día no se hace bien".

Enfermeras de Atención Primaria


En declaraciones a este diario, el presidente del Consejo General de Enfermería (CGE), Florentino Pérez Raya, destaca que "cuando empezamos a hablar del perfil profesional de los rastreadores, desde el CGE dijimos en todo momento que desde el punto de vista sanitario y de la búsqueda de sintomatología, el personal debería ser sanitario".

Entre ellos, el CGE entiende "que las enfermeras y, más concretamente, las enfermeras de Atención Primaria deberían ser el motor fundamental de la búsqueda de esos posibles casos a raíz de un caso positivo. Desde la Organización Colegial queremos insistir en que es importante que las autonomías sepan que no se trata únicamente de responder a un cuestionario predefinido, sino que hay que tener conocimientos más allá para dar una adecuada respuesta y recomendaciones cuando se realiza la labor de rastreo".

Un cuerpo de rastreadores homogéneo


En este aspecto, Pérez Raya lamenta que "cada comunidad autónoma ha designado un perfil profesional diferente o, incluso, a personal más del ámbito administrativo sin ser sanitarios. Además, con un número desigual y en muchas ocasiones ni siquiera dedicado específicamente a este trabajo, sino que hacen otras labores a la vez".

"En términos globales, debemos decir que hay una descoordinación a nivel del estado porque no se sigue una homogeneidad ni en el perfil ni en el número de rastreadores", continúa. 

Por otra parte, Enfermería denuncia que hay comunidades que "tienen una fuerte carga de contactos por cada rastreador y estamos en unos porcentajes bajísimos respecto a las recomendaciones de otros países europeos". En definitiva, abogan "por la formación sanitaria y salud pública del rastreador. Con una ratio de 1 por cada 5.500 habitantes a rastrear".

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.