Redacción Médica
16 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 18:30
Política Sanitaria > Sanidad hoy

Rajoy adoptará "nuevas medidas" contra el déficit sin aludir a la sanidad

En una carta dirijida a Jean-Claude Junker. Mientras, Pedro Sánchez promete no tocar el Estado del bienestar

Mariano Rajoy, presidente del Gobierno en funciones.
Rajoy adoptará "nuevas medidas" contra el déficit sin aludir a la sanidad
Redacción
Lunes, 23 de mayo de 2016, a las 12:30
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha prometido en una carta dirigida al presidente de la Comisión Europea, Jean Claude Junker, que “en la segunda mitad del año, una vez que haya un nuevo Gobierno, estamos dispuestos a adoptar nuevas medidas”, en relación con el incumplimiento de déficit y una posible sanción impuesta por Bruselas por ello.
 
En la carta, que ha sido dada a conocer por El País este lunes, Rajoy no detalla si esas medidas tendrán que ver con recortes sanitarios pero se compromete a bajar del 3 por ciento del déficit a más tardar en 2017.

Las intenciones de Rajoy parecen estar en sintonía con las del comisario europeo de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici, que ha insistido en que "salga el Gobierno que salga, no hay margen para relajarse". "Queremos que el objetivo de los esfuerzos se mantengan", ha subrayado en conferencia de prensa en París al ser preguntado sobre si retrasar la decisión a julio sobre una posible sanción no daba pie a que los programas electorales dejaran de lado la reducción del déficit.

 Ante la incertidumbre de estas hipotéticas medidas, el principal rival de Rajoy en las próximas elecciones del 26 de junio y líder del PSOE, Pedro Sánchez, ha anunciado que su compromiso si consigue llegar a La Moncloa es “no recortar el Estado del Bienestar”, en el que estaría incluida la sanidad, y ha acusado a Rajoy de tener dos discursos diferentes, uno en Bruselas y otro en España, donde el presidente ha reiterado en varias ocasiones que no hacen falta recortes adicionales.
 
Rajoy pone en valor su gestión al frente del Gobierno pero a la vez afea a las Comunidades Autónomas el desvío presupuestario de 2015, sin mencionar en ningún momento a la sanidad como culpable de esos desvíos, sino más bien a los procesos electorales de las regiones.
 
El presidente del Gobierno en funciones ha aludido también precisamente en la carta a ese estado excepcional de provisionalidad que vive el país y lo califica de “contexto político complejo”. Además, ha pedido a Junker que valore las reformas en su conjunto de los últimos años y no solo las de 2015. El objetivo de Rajoy es evitar la multa por el incumplimiento del déficit o al menos que se suavice pero deja en el aire la posibilidad de nuevos ajustes sin detallar si la sanidad, como ha ocurrido en otras ocasiones, será blanco de la tijera de nuevo.