lun 15 junio 2020. 15.25H
Un estudio español liderado por científicos del Centro Nacional de Epidemiología (CNE) del Instituto de Salud Carlos III (ISCIII) ha estudiado el comportamiento de las epidemias estacionales de gripe en España durante lo que va de siglo XXI. Una de las principales conclusiones de este estudio es que, por lo general, la transmisibilidad de la enfermedad es mayor en menores de 15 años, un dato que fue especialmente destacado en la pandemia de 2009.

-- Acceda aquí al estudio completo --

Este estudio tiene analiza tanto las gripes provocadas por la influenza del subtipo A (H3N2) y la del tipo B. Existen 4 tipos de virus de la gripe (A, B, C y D), pero los causantes de las epidemias estacionales son los tipos A y B. En concreto, los subtipos que actualmente circulan entre los seres humanos son el A (H1N1) y el A (H3N2), mientras que los virus de tipo B no tienen subtipos, aunque sí pueden dividirse en dos linajes (B Yamagata y B Victoria).

Así, las personas menores de 15 años también se vieron muy afectadas en la temporada de influenza 2004/05, cuando circulaba una variante de deriva del virus de la influenza A (H3N2). Además, Las personas menores de 15 años también se vieron gravemente afectadas durante la temporada de influenza 2014/15 dominante por el mismo tipo de virus.


Duración de las epidemias de la gripe en España


En cuanto a la duración total de las epidemias, la publicación apunta que “las temporadas de influenza con dominancia / codominancia del virus B duraron aproximadamente 2 semanas más que las de los virus A”. Los investigadores sostienen que “esto probablemente puede explicarse por el inicio más temprano en los niños”. En general, “una vez que se cruza el umbral epidémico, los servicios de salud pueden esperar un promedio de 9 semanas de demandas relacionadas con la influenza”.

Por tipología, en las temporadas en las que el subtipo A (H3N2) ha sido dominante o codominante, la gripe se ha presentado con mayor intensidad en personas mayores. Mientras, cuando el virus dominante era de tipo B, la epidemia gripal comenzó antes en menores de 15 años que en mayores de 65 años.

Asimismo, la epidemia estacional de gripe con mayor intensidad en todos los grupos de edad en lo que va de siglo fue la que se desarrolló en la temporada 2004/2005. La de la temporada 2009/10 también fue intensa, siendo estas dos las únicas en el siglo XXI que alcanzaron un nivel de intensidad “muy alta”. No obstante, para los grupos de edad de 15 a 64 años y mayores de 64 años, la intensidad fue muy alta solo en 2004/05; El resto de las estaciones presentó un nivel de intensidad media o baja.


Crucual para guiar las intervenciones de Salud Pública


Los resultados de este estudio, según los científicos, “es crucial para ayudar a guiar las decisiones sobre las intervenciones de Salud Pública que potencialmente pueden reducir el impacto de una epidemia de influenza”.

El Grupo de Vigilancia de Gripe del Centro Nacional de Epidemiología ha estimado que en las dos últimas temporadas de gripe las epidemias de gripe han producido entre 500.000 y 700.000 casos de gripe leve atendidos en Atención Primaria; entre 35.000 y 52.000 hospitalizaciones con gripe, y entre 2.500 y 3.000 admisiones en UCI con gripe confirmada por laboratorio.

De hecho, tras emplear modelos poblacionales, se ha estimado que en las dos últimas temporadas la gripe pudo haber sido responsable de hasta 15.000 muertes atribuibles a esta enfermedad.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.