23 de septiembre de 2017 | Actualizado: Viernes a las 21:10
Política Sanitaria > Sanidad hoy

Propuesta para integrar al paciente en el Consejo Interterritorial

Pide crear un espacio anual en el que los pacientes puedan exponer sus reivindicaciones ante el Pleno

Un miembro de la PLAFH ante el Ministerio de Sanidad.
Propuesta para integrar al paciente en el Consejo Interterritorial
Carlos Corominas
Viernes, 07 de julio de 2017, a las 11:50
Ciudadanos ha registrado una propuesta formal en el Ministerio de Sanidad para que se añada un nuevo artículo en el reglamento para que, al menos una vez al año, las asociaciones de pacientes puedan comparecer ante el Consejo Interterritorial. La propuesta ha sido enviada al secretario general de Sanidad, Javier Castrodeza, y se sustenta en una Propuesta No de Ley aprobada por una gran mayoría en la Comisión de Sanidad del Congreso que pedía mayor representación de los pacientes en el sistema.

"Al final se trata de que los destinatarios de la política sanitaria, que son los pacientes, tengan visibilidad", explica a Redacción Médica el portavoz de Sanidad de Ciudadanos del Congreso y responsable del área en el partido, Francisco Igea, que añade: "Estas asociaciones tienen mucho conocimiento de algunos problemas que no se ven en la administración".

La propuesta de Ciudadanos pasa porque las asociaciones de pacientes puedan presentar informes o pedir al Consejo Interterritorial que actúe en un ámbito concreto de la política sanitaria. Este tipo de comparecencias se harían de una manera similar a las que se realizan en la Comisión de Sanidad del Congreso cuando algún representante de una asociación u organismo público explica un informe o hace balance de gestión de algún asunto de actualidad.

Más poder para el Interterritorial

El portavoz de Sanidad de Ciudadanos también se ha mostrado a favor de que el Consejo Interterritorial sea un órgano con mayor capacidad ejecutiva y que las decisiones que se tome en su seno obliguen a las comunidades autónomas.

De manera similar, Igea considera que también deberían ser vinculantes las Proposiciones No de Ley que se aprueban en las comisiones del Congreso y que actualmente sólo marcan la postura de la cámara ante una cuestión, pero no suponen un mandato para el Gobierno. Plantea que "el reglamento del Congreso refleje cuál es el recorrido de las PNL y obligar al Gobierno a explicar cuánto ha hecho para hacerlas avanzar". En su opinión, si estas proposiciones siguen sin ser eficaces, el tiempo de los diputados podría dedicarse a otras cuestiones: "Igual seríamos más útiles haciendo más control al Gobierno".