El líder de Podemos deja la política viendo cumplido solo uno de sus deseos en materia sanitaria

Muface, eutanasia, industria y gestión: la sanidad que soñó Pablo Iglesias
Pablo Iglesias.


05 may 2021. 12.00H
SE LEE EN 4 minutos
Pablo Iglesias anunció su marcha de la política “institucional” tras los discretos resultados de Unidas Podemos, formación que él mismo contribuyó a fundar y de la que ha sido su principal enseña, en las elecciones a la Comunidad de Madrid. El mandatario morado deja atrás su etapa como líder del partido morado sin conseguir hacer realidad el modelo que 'soñó' para la sanidad española.

"Me siento orgulloso de que los ciudadanos de mi patria se identifiquen y se emocionen con diferentes símbolos, pero que todos y cada uno de ellos sepa que la bandera más hermosa es el uniforme de los profesionales sanitarios", clamaba Iglesias, cuyo posicionamiento en torno al futuro del sector no estuvo exento de polémica. Una de las más grandes giró en torno a las  empresas farmacéuticas. En una entrevista concedida el pasado enero a Eldiario.es, el por entonces vicepresidente segundo del Gobierno aseguró que no le “temblaría el pulso” a la hora de nacionalizarlas si “tuviera el poder político” necesario “para asegurar que el derecho a la salud se garantiza” durante la pandemia del coronavirus.

En una intervención posterior en Twitch, Iglesias incidió en que la crisis del coronavirus ha abierto un debate sobre la industria farmacéutica y su “enorme poder”. En este sentido, aseveró que “en muchos sitios se está hablando de lo interesante que sería que los Estados, en tanto que soberanos y representantes del interés general, tuvieran capacidad propia para tender todas las necesidades de Salud Pública de sus ciudadanos”. Su propio partido reclamó a la Comisión Europa que forzara a estas empresas a cumplir con el suministro de vacunas por las “enormes” cantidades de dinero público que habían recibido por su producción.

Órdago al sistema de mutualidades


El hasta ahora líder de Podemos ya había dejado constancia en el pasado de su intención de “fortalecer el sistema público de Sanidad”, lo cual implicaba, según este partido, “prescindir de las mutualidades”. Iglesias reclamó acabar con el sistema de mutuas y puso en el punto de mira a Muface, algo que defendió también en el seno del Ejecutivo central.

Iglesias también aseveró que la sanidad se había “convertido en un caramelo que ha servido para que gestores, fundamentalmente del PP, ofrezcan a amigos millonarios una oportunidad de negocio”. “Para que algunos ganen mucho dinero hay que poner en riesgo la salud de la gente”, aseveró en una entrevista a Redacción Médica en 2017. "Los últimos 25 años son un intento muy eficaz de derivar recursos públicos a manos privadas, como en la vivienda, en la educación o en sanidad", aseveró. 

Durante su campaña para las elecciones de este 4 de mayo, Iglesias puso de relieve algunas de las medidas de su plan sanitario, que abarcaba desde la cobertura pública de salud bucodental, oftanmológica, fisioterapéutica y mental, hasta el aumento de la financiación de la Sanidad Pública en 1.000 millones de euros anuales

El dentista puede ser gratis. Tiene la misma importancia en términos de salud que otras áreas. Tiene que haber cobertura universal de los tratamientos de los fisioterapeutas y tiene que ser gratuita y cabe decir lo mismo de la oftalmología y la salud mental. No es en ningún caso un problema de falta de recursos", zanjó en una intervención reciente. 

Ley de eutanasia, el último éxito


El dirigente de Unidas Podemos anunció que abandonaba el Gobierno para presentarse a las autonómicas de Madrid poco después de que se hiciera realidad otra de sus grandes reivindicaciones: la ley de eutanasia, a la que el Congreso de los Diputados dio luz verde el pasado marzo. “Es una cuestión de dignidad y libertad”, defendió.


Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.