Redacción Médica
17 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 20:10
Política Sanitaria > Sanidad hoy

Médicos Sin Fronteras reconoce 24 casos de abuso sexual en su organización

La ONG expone en un comunicado que estas denuncias, ocurridas a lo largo de 2017, se saldaron con 19 despidos

Joanne Liu, presidenta internacional de MSF.
Médicos Sin Fronteras reconoce 24 casos de abuso sexual en su organización
Redacción
Miércoles, 14 de febrero de 2018, a las 18:30
Médicos Sin Fronteras (MSF) ha reconocido un total de 24 casos de acoso o de abusos sexuales a lo largo de 2017 en el seno de su organización. Tal y como ha informado la organización, los hechos se saldaron con el despido de 19 personas.

La entidad que preside Joanne Liu explica, en un comunicado, que de las 146 quejas que recibió de entre sus 40.000 empleados en todo el mundo, 24 de ellas se trataban de casos de acoso o de abusos sexuales. El organismo no detalló dónde trabajan estos empleados acusados ni dónde se produjeron las denuncias. Según MSF, estos casos se han tratado en la más estricta "confidencialidad" para proteger a las víctimas y a los testigos.

"Uno de los principales desafíos para MSF es el de eliminar los obstáculos que encuentran las personas susceptibles de denunciar los abusos. Debemos esforzarnos aún más para sensibilizar acerca de cómo funcionan los mecanismos de denuncia", expone la organización.

Pocas denuncias

La ONG considera que el bajo porcentaje de denuncias se debe al estigma que persigue a la persona que la presenta ya que en zonas de conflicto, como las que trabaja MSF, esta situación se recrudece. "Normalmente no hay mecanismos de protección para las víctimas, el nivel de violencia generalizado es elevado, así como el de impunidad. Las poblaciones son además muy dependientes de la ayuda exterior" que brindan organismos internacionales como las ONG, indican en el texto.

Este comunicado de MSF se une a la polémica de la reciente revelación de la ONG Oxfam, en la que exdirectivos y cooperantes encubrieron en 2010 orgías y pagaron a prostitutas en Haití, después de que ese país fuera asolado por un terremoto.