21 de enero de 2018 | Actualizado: Sábado a las 20:00
Política Sanitaria > Sanidad hoy

CCOO, UGT y CSIF preparan una movilización sanitaria nacional

El Consejo Federal de Comisiones celebra su primera reunión tras su Congreso

Antonio Cabrera, secretario general de la Federación de Sanidad de CCOO.
CCOO, UGT y CSIF preparan una movilización sanitaria nacional
C.C. / P.R.
Viernes, 12 de enero de 2018, a las 13:20
El Consejo Federal de la Federación de Sanidad de Comisiones Obreras ha celebrado esta semana su primera reunión tras el Congreso Estatal del sindicato que eligió a Unai Sordo como secretario general. En esta reunión se establecieron las líneas estratégicas de la federación de cara al nuevo año y se acordó un plan de trabajo.

Según ha explicado a Redacción Médica el secretario general de la federación, Antonio Cabrera, la parálisis del Gobierno respecto a la subida salarial de los funcionarios. A su juicio, "El ministro de Hacienda tiene herramientas para ejecutar este incremento aunque no se aprueben los Presupuestos Generales del Estado".

El representante sindical defiende que esta partida se podría realizar vía Real Decreto y anuncia una gran movilización sindical si Cristóbal Montoro se mantiene en sus trece y no aplica la subida pactada con los 

CCOO confía en convencer a UGT y CSIF para sumarse a una gran movilización contra los recortes y para subir los sueldos de los funcionarios


sindicatos. Por eso, anuncia que están trabajando ya en mantener una campaña de movilizaciones como elemento de presión en el sector público y, más concretamente, en la sanidad.

Para él, el objetivo es juntar a los tres sindicatos mayoritarios, CCOO, UGT y CSIF, para coordinar una estrategia de movilizaciones "fuerte y unitaria". Según Cabrera, ya están en conversaciones con el resto de sindicatos para lanzar una primera acción a finales de enero o principios de febrero. 

Huelga en sanidad

Sobre la contundencia de las acciones a llevar a cabo, el líder sindical contempla que se pueda convocar un paro general: "Nunca he descartado la posibilidad de una huelga, pero tiene que organizarse desde las tres centrales sindicales".

El titular de Hacienda había prometido una subida salarial del 1 por ciento a los trabajadores públicos, una medida que se ha quedado congelada al no haber Presupuestos Generales del Estado. "No es normal que vuelvan a condenar a los funcionarios a la pérdida de poder adquisitivo mientras la economía se está recuperando", apunta Cabrera.

Discrepancias con sindicatos sectoriales

La subida salarial del 1 por ciento se queda corta para Francisco Miralles, secretario general de la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM): "Nosotros pedimos recuperar lo perdido en 2010". Se refiere al momento en el que se recortaron las retribuciones de los empleados públicos hasta un 9%.
 
Para Miralles, la prioridad es recuperar el poder adquisitivo que se ha ido reduciendo y, especialmente, "las pagas extras". Una vez conseguido este objetivo, el sindicalista plantea que se hable de subidas salariales en base a lo recuperado y no a lo recortado.  
 
Las diferencias en la forma de abordar la subida salarial pueden llevar a que CESM no se integre en las protestas que plantean CCOO, UGT y CSIF si estos no asumen su propuesta: "Difícilmente podremos sumarnos a ellos". No obstante, Miralles no descarta ningún escenario y deja abierta la puerta a una gran movilización con el resto de sindicatos, además de las acciones que ya tienen prevista para este año
 
Por su parte, fuentes del sindicato de Enfermería, Satse, han explicado a Redacción Médica que su intención es esperar a tener una reunión con la ministra de Sanidad, Dolors Montserrat, antes de pensar en movilizaciones, tal y como señalaron a este medio antes de las Navidades.