Redacción Médica
20 de septiembre de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 19:15
Política Sanitaria > Enfermería

Los enfermeros barajan organizar movilizaciones en 2018

Satse da a Dolors Montserrat hasta enero para tener una reunión y atender a sus reivindicaciones

Manuel Cascos, presidente de Satse.
Los enfermeros barajan organizar movilizaciones en 2018
Carlos Corominas
Sábado, 16 de diciembre de 2017, a las 19:10
Mientras la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM) ha anunciado un calendario de movilizaciones para el primer trimestre de 2018, los enfermeros prefieren ser prudentes. El sindicato de Enfermería Satse ha preferido dar una tregua a la ministra de Sanidad, Dolors Montserrat, hasta después de Navidades para tener una reunión y concretar mejoras para la profesión. Pasado ese plazo, y si no hay un respuesta satisfactoria, se plantearán convocar movilizaciones.

El presidente de Satse, Manuel Cascos, explica a Redacción Médica que la organización comprende que la cuestión catalana ha retrasado el trabajo del ministerio: "Somos conscientes de la situación política y somos comprensivos porque entendemos que hay una prioridad política y social que resolver".

Eso sí, Satse exige que se celebre una reunión ministerial "urgente" una vez celebradas las elecciones catalanas y pasadas las Navidades. El objetivo es analizar el estado del pacto suscrito en 2013 entre el Gobierno de Mariano Rajoy y las organizaciones médicas y enfermeras. "En ese acuerdo se comprometió públicamente el presidente del Gobierno con la sanidad pública y, aunque la ministra era otra, el presidente es el mismo".

En ese acuerdo, el Gobierno se comprometió a promover un nuevo desarrollo profesional, que las políticas de Recursos Humanos fueran más flexibles y se sacaran adelante los borradores para la prescripción enfermera y las especialidades médicas.

Aumento de plantilla y agresiones

Si no hay respuesta a la propuesta de reunión por parte del ministerio o no se cumplen las exigencias de los enfermeros, Cascos apunta a movilizaciones: "Si no hay sensibilidad con los profesionales ni con mejorar la sanidad, pondremos en marcha los mecanismos oportunos, entre los que caben acciones sindicales más allá de una mesa de trabajo".

Una de las principales reivindicaciones es la de mejorar los ratios de enfermeros por pacientes para "no seguir a la cola de Europa". Una medida que implicaría un aumento de las plantillas y para las que Satse calcula que harían falta 140.000 nuevos puestos para profesionales de Enfermería.

La otra cuestión clave que defiende Cascos es la de la lucha contra las agresiones sanitarios: "Vamos a llevar un plan para que haya un abordaje equitativo en todas las comunidades porque actualmente hay grandes diferencias".