11 dic 2018 | Actualizado: 17:35

Los ‘PGE’ de Podemos: 6,8% del PIB a sanidad y 2.500 millones a dependencia

Estos Presupuestos alternativos plantean una mayor presión fiscal para grandes fortunas y empresas

Pablo Iglesias, secretario general de Podemos, durante la presentación de los Presupuestos alternativos de la formación morada.
Los ‘PGE’ de Podemos: 6,8% del PIB a sanidad y 2.500 millones a dependencia
lun 29 enero 2018. 18.00H
Pablo Rodríguez
Los Presupuestos Generales del Estado (PGE) se están haciendo de rogar un año más. Ante la falta de las partidas que regirán la vida del país en los próximos 12 meses, Podemos ha aprovechado para presentar su plan alternativo de financiación pública, en el que prioriza el gasto en partidas sociales como sanidad, educación o dependencia y prevé nuevos impuestos progresivos para las rentas más altas y las compañías que más facturen.

A través de estas tasas, o de la eliminación de determinadas deducciones, la formación morada ha proyectado un incremento de ingresos que le permitiría, entre otras cosas,  aumentar el gasto del PIB en sanidad en un punto porcentual y elevarlo al 6,8 por ciento del total, con lo que se recuperaría el techo de gasto de 2009.

Del mismo modo, Podemos ha redoblado su apuesta para la financiación de la ley de dependencia, a la que destinaría una partida de 2.500 millones de euros para garantizar un nivel de protección mínimo que ponga fin "al limbo de la dependencia", según refleja el documento Cuentas para un nuevo país, donde se asegura que "320.000 personas tienen ayudas reconocidas por la Administración que no reciben". Asimismo, el proyecto de la formación política cubre la recuperación de las cotizaciones de cuidadores familiares no profesionales.

"Es necesario revertir los recortes y aumentar su peso en el PIB, al contrario de lo que se deriva de los planes presupuestarios del PP", han asegurado fuentes del partido a Redacción Médica. Pablo Iglesias, por su parte, ha manifestado en el acto de presentación del documento que quieren que " que toda la ciudadanía se sienta orgullosa de un país que respeta a sus dependientes y cuyas escuelas infantiles sean gratuitas, tal y como refleja la Constitución”.

Fondo para la pobreza farmacológica e historia clínica digital

En los PGE alternativos de Podemos para el presente curso se echan en falta algunas de las medidas que más destacaron el pasado año en sanidad, como el fondo de pobreza farmacológica o el proyecto para impulsar la historia clínica digital, con una dotación de 75 millones de euros para cada una de ellas.

Pese a ello, desde la formación morada aseguran que la falta de mención explícita a estas medidas se debe a que, a diferencia de lo ocurrido en 2017, estos Presupuestos se han elaborado de forma previa a la publicación de los oficiales, por lo que se trata de una selección de algunas medidas que marcan la orientación del proyecto pero no las recogen todas.

Por lo tanto, desde Podemos confirman que mantienen las medidas sanitarias de 2017 que hacían referencia a la pobreza farmacológica y la historia clínica digital, con partidas similares a las de entonces que deben ser recalculadas para ajustarlas al escenario actual pero que "no tienen por qué variar mucho".

Más impuestos y menor reducción del déficit público

Para afrontar el aumento en todas las partidas presupuestarias de carácter social, Podemos proyecta aumentar los impuestos a los que más ganan y reducir el porcentaje del PIB que se destina a cubrir el déficit público. Esto les permitiría incrementar el gasto estatal hasta el 42,3 por ciento del PIB, por el 40,6 por ciento actual.

De acuerdo con sus planes fiscales, que incluyen más impuestos a las grandes fortunas, sobre los beneficios de la banca o la eliminación de determinadas deducciones, entre otros, los ingresos públicos podrían aumentar un 0,9 por ciento respecto a la cifra actual y colocarse en un 39,3 por ciento del PIB. Unos números que, sumados a un gasto del 0,8 por ciento del PIB menos en el abono de la deuda pública, servirían a Podemos para abordar la "reversión de los recortes" del Gobierno.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.