Siete expertos en Bioquímica, Medicina, Biología, Inmunología y vacunas recibirán el galardón a la investigación 2021

Los 'padres y madres' de la vacuna Covid-19, premio Princesa de Asturias
Katalin Karikó, Drew Weissman, Philip Felgner, Uğur Şahin, Özlem Türeci, Derrick Rossi y Sarah Gilbert


23 jun 2021. 13.50H
SE LEE EN 3 minutos
La pandemia sigue siendo protagonista en los Premios Princesa de Asturias. En esta ocasión, el Premio Princesa de Investigación Científica y Técnica 2021 ha querido reconocer la experiencia y el esfuerzo de las mentes científicas detrás de la vacuna Covid-19

Se trata de Katalin Karikó (Bioquímica), los inmunólogos Drew Weissman y Philip Felgner, los facultativos Ugur Sahin y Özlem Türeci, el biólogo Derrick Rossi y la vacunóloga Sarah Gilber, a los que se recoce su contribución al desarrollo de algunas de las vacunas contra el virus SARS-CoV-2 aprobadas hasta la fecha, basadas en diferentes estrategias.

La candidatura, propuesta por el galardonado con este mismo premio en 2007, Peter Lawrence, se alzaba así ganadora entre las 48 que concurrían en esta edición, procedentes de 17 nacionalidades. 

El jurado de estos premios, dotados cada uno de ellos con 50.000 euros ha querido poner en valor "la demostración extraordinaria de la capacidad de la ciencia" no solo para hacer frente al problema, sino también para conseguir las primeras vacunas contra el coronavirus. En este sentido, resalta la labor concreta en estos últimos meses de estos siete investigadores, capaces de desarrollar diferentes tratamientos, con la proteína S como blanco común.

Un proceso que han ido perfeccionando durante años y que finalmente se ha convertido en la principal solución para frenar el virus. Y en 1985, Philip Felgner descubrió la tecnología de lipofección, presente en las nanopartículas lipídicas que sirven como vehículo de administración de las vacunas de ARN mensajero frente a la Covid-19.

Katalin Karikó, pionera en el estudio de las posibilidades terapéuticas de esta molécula, es considerada, de hecho, la madre de este tipo de vacunas. Junto al inmunólogo Drew Weissman, y tras superar inumerables obstáculos por falta de financiación, comenzó a trabajar en las vacunas basadas en ARNm y descubrieron cómo evitar que esta molécula provocara fuertes reacciones inflamatorias al introducir pequeños cambios en la estructura del ARN.

Desarrollo de 3 vacunas actuales 


Los resultados obtenidos por ambos sirvieron como base a Uğur Şahin y Özlem Türeci (BioNTech) y Derrick Rossi (Moderna) a la hora de desarrollar este tipo de fármacos basados en ARNm que ya forman parte de las campañas mundiales de vacunación contra el Covid-19. Es más, el uso de estas vacunas se puede extender a diferentes áreas de la medicina como el cáncer, las enfermedades autoinmunitarias o la regeneración de tejidos.

Gracias a la vacunóloga Sarah Gilbert la disponibilidad de tratamientos ha sido mayor. Su trabajo ha hecho posible el desarrollo de la vacuna de Oxfor-AstraZeneca, basada en un adenovirus que se utiliza como vector para introducir en las células el ADN que codifica la proteína S, estimulando así la respuesta inmunitaria. 

El Premio Princesa de Asturias de Investigación Científica y Técnica se concede a la "labor de cultivo y perfeccionamiento de la investigación, descubrimiento y/o invención en las matemáticas, la astronomía y la astrofísica, la física, la química, las ciencias de la vida, las ciencias médicas, las ciencias de la Tierra y del espacio y las ciencias tecnológicas, así como de las disciplinas correspondientes a cada uno de dichos campos y de las técnicas relacionadas con ellas". Este ha sido el séptimo de los ocho Premios Princesa de Asturias que se conceden este año, en que cumplen su cuadragésima primera edición.  

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.