18 nov 2018 | Actualizado: 19:00

Los 4 principales partidos prometen cambios en la financiación sanitaria

Los representantes de las cuatro principales formación protagonizan el primer debate sanitario preelectoral

Álvarez Cabo, Botejara, Echániz y Martínez Olmos.
Los 4 principales partidos prometen cambios en la financiación sanitaria
mié 25 mayo 2016. 11.40H
Carlos Corominas
Miguel Fernández de Vega
A casi un mes de las próximas elecciones, cuatro pesos pesados sanitarios de los principales partidos han debatido en la Foro de la Comunicación de Servimedia sobre las propuestas sanitarias de cada partido para la próxima legislatura. 

El primero en intervenir ha sido Juan Ignacio Echániz, secretario de Sanidad y Asuntos Sociales del PP, que ha elogiado el sistema sanitario “como uno de los orgullos de nuestra sociedad”. El representante del PP ha apostado por introducir la sanidad como un elemento transversal en el Gobierno y que se incluya en sectores como “la educación y el medioambiente” y ha señalado que en la próxima legislatura “habrá que gestar un nuevo sistema de financiación con una fórmula, imaginativa, responsable y eficaz”.

José Martínez Olmos, ex portavoz de Sanidad del PSOE en el Senado; Amparo Botejara, ex portavoz adjunta de Podemos en la Comisión de Sanidad del Cogreso; José Ignacio Echániz, secretario de Sanidad y Asuntos Sociales del PP; Daniel Álvarez Cabo, portavoz de Sanidad de Ciudadanos en la Comunidad de Madrid y Arturo San Román, director de Comunicación de Servimedia.

 
Por su parte, José Martínez Olmos, ex portavoz de Sanidad del PSOE en el Senado, ha criticado la “infrafinanciación del sistema” y que el presupuesto para sanidad haya caído en la última legislatura. Por ello, ha señalado que en el programa del PSOE se recoge que “debe aumentar la financiación, porque ahora está en 5,6 por ciento del PIB, 3 puntos menos que la media de Europa”.
 
Amparo Botejara, ex portavoz adjunta de la Comisión de Sanidad del Congreso y número 1 de la lista de Badajoz de Podemos para el 26J, también ha cargado contra la falta de financiación del sistema: “En 2011 era el 6,7 por ciento PIB y ahora es de 5,7 por ciento”. La propuesta que ha esgrimido Botejara es la de aumentar el peso de la financiación hasta el 7,5 por ciento del PIB para sanidad.
 
Botejara sí ha introducido una modificación en relación al programa presentado para las elecciones de diciembre y es su propuesta para el copago, que ha sido desarrollada en forma de Proposición No de Ley en la pasada legislatura. “Hemos hecho una redistribución según los tramos y según la renta”, ha explicado, y ha apuntado: “No es factible quitar el copago farmacéutico para todos, pero sí que había que hacer una reestructuración lo antes posible”.
 
Por último, Daniel Álvarez Cabo, portavoz de Sanidad de Ciudadanos en la asamblea de Madrid, ha hecho referencia también a la financiación y ha señalado que no debería permitirse “un gasto por debajo del 6 por ciento del PIB”. Además ha criticado la falta de apuesta del todavía Gobierno en funciones por la innovación tecnológica y su gestión de la hepatisis C, “que dijo que no iba a computarse como déficit a las comunidades y luego se llevan la sorpresa de que se les castiga por ello”.
 
En este sentido, Álvarez Cabo ha señalado que no ha habido modificaciones sustanciales del programa, pero sí se va a realizar un apunte “para dejar claro que el gasto público en sanidad sea mayor”.
 
Diferencias de modelo
 
Otro de los ejes en torno a los que ha girado el debate ha sido la colaboración público-privada y su encaje en el sistema.  En opinión del representante de Ciudadanos, “la prestación debe ser mayoritariamente pública” y ha apostado por reducir la concertación. No obstante, sí ha apuntado que explorará una alianza para servicios sociosanitarios con entidades sin ánimo de lucro y que los servicios auxiliares como limpieza o seguridad sí puedan ser privados.
 
Botejara ha criticado que “se venda que es más eficiente la gestión privada que la pública” y ha destacado que la sanidad pública española “es más eficiente que la de otros países con sistemas mixtos”. Ha hecho hincapié en la necesidad de cambiar el modo en el que se eligen a los gerentes, “que en muchas ocasiones no responden a criterios de profesionalidad sino a criterios políticos y esto ha sido uno de los problemas de los servicios públicos”. Una de sus propuestas pasa por derogar la ley 15/97 que permitía la privatización de servicios sanitarios.
 
Para el representante del PP, “la sanidad española es eminentemente pública, pero hay una realidad en nuestro país y es que un porcentaje altísimo de ciudadanos que eligen una sanidad privada”. Por ello, ha considerado que es un elemento que “hay que valorar y reforzar”. En este sentido, señala que “el ciudadano no pregunta quien presta la sanidad, sino si la asistencia es buena”.
 

Los ponentes en un momento del debate. 


Por último, Martínez Olmos ha apostado por “una sanidad pública y que la prestación de la privada sea complementaria y, a ser posible, por entidades sin ánimo de lucro”. No obstante, sí ha defendido la colaboración público privada en el ámbito de la investigación y la innovación: “El Estado no va a ser capaz de articular mecanismos para que se den los avances tecnológicos potentes, ni es bueno que lo hagan los privados solos porque necesitarán usar los servicios sanitarios públicos”. 

Los cuatro representantes han reconocido que no van a introducir cambios sustanciales en los programas, salvo dos pequeñas modificaciones en el caso de Ciudadanos. Tanto el tono como las propuestas han recordado a la campaña electoral para el 20-D, como si no hubieran pasado cinco meses desde entonces, con las mismas propuestas propuestas sanitarias y el mismo discurso. 
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.