La sobrecarga de trabajo y el conflicto de roles son las principales causas del malestar en psicólogos y psiquiatras

Los 3 ejes para prevenir el burnout de los profesionales de la salud mental


27 nov 2022. 10.00H
SE LEE EN 3 minutos
El burnout o síndrome del trabajador quemado es un problema que cada vez afecta a más profesionales sanitarios y conlleva consecuencias físicas y emocionales para las personas que lo sufren. Por ello, la agencia de Servicios de Salud Mental y Abuso de Sustancias de Estados Unidos (SAMHSA), ha analizado a través de un documento qué estrategias se pueden implementar a nivel de organización para mejorar la cultura y el clima en el ámbito laboral de los profesionales de la salud mental, como psicólogos y psiquiatras.

Y es que desde la SAMHSA, los factores organizacionales se reconocen, cada vez más, como los que contribuyen en mayor medida a la aparición del burnout en estos profesionales, siendo los más mencionados los siguientes: el trato injusto en el trabajo, una carga de trabajo inmanejable, la falta de claridad de roles o la presión de tiempo irrazonable. José María Peiró, catedrático de Psicología del Trabajo de la Universidad de Valencia, comparte dichas razones y admite que el burnout debe abarcarse desde los tres niveles de prevención básicos: antes de que se produzca dicha situación, una vez producida y después. 

Estrategias para mejorar el clima laboral en psicólogos y psiquiatras


Antes de que exista burnout, Peiró admite que hay que abordar la posible sobrecarga de trabajo y el conflicto de roles, "muy presente entre psicólogos y psiquiatras", rediseñando los puestos y mediante planes de conciliación. Además, admite que la intervenciones a nivel de organización son más eficaces para reducir el burnout y sus consecuencias, que las intervenciones llevadas a cabo a nivel individual. "La renuncia por parte de los trabajadores de la salud mental, supone abandonos y rotación de personal, y es un factor que concretamente en este ámbito sanitario no beneficia a las organizaciones", apunta. 

Y es que, según el catedrático, los enfoques individuales son importantes para la resiliencia personal y el manejo del estrés, pero tienen un impacto a largo plazo limitado si no se combinan con intervenciones a nivel de organización, cuyo potencial de impacto es mayor, más duradero, y llega a más personas.

Conciliación o reformulación de plantilla: técnicas para mejorar el bienestar


Por otra parte, una vez que el burnout ya se ha producido en los profesionales de la salud mental, o se encuentran sumidos en ello, Peiró considera fundamental realizar análisis psicológicos y servicio de vigilancia de la salud, "obligatorio en todas las empresas", para abordarlo del mejor modo posible. 

Además, a nivel de organización, el catedrático incide en que pueden establecerse cambios en las políticas institucionales, en la cultura organizacional, modificaciones en el flujo de trabajo o inlcluso ampliación de recursos para el personal, "a través de programas de cuidado de niños y apoyo familiar". Por último, Peiró señala que otra de las grandes estrategias que deberían implanarse para mejorar el bienestar de los psicólogos es potenciar los seminarios, cursos o charlas, ya que les ayudará a "ampliar conocimientos y sentise más realizados con la profesión. Una estrategia que desde el docuemento elaborado por la SAMHSA también señalan. 
Las informaciones publicadas en Redacción Médica contienen afirmaciones, datos y declaraciones procedentes de instituciones oficiales y profesionales sanitarios. No obstante, ante cualquier duda relacionada con su salud, consulte con su especialista sanitario correspondiente.