El nuevo acuerdo establece unos mínimos que, según el Ministerio, las autonomías podrán adaptar y mejorar

Las residencias no tendrán misma ratio médica y enfermera en todo el país
El secretario de Estado de Derechos Sociales, Ignacio Álvarez.


29 jun 2022. 16.40H
SE LEE EN 2 minutos
Las comunidades autónomas serán las encargadas de adaptar las ratios médicas y enfermeras en las residencias en España, siempre que “se cumplan unos mínimos”. Así lo confirman fuentes del Ministerio de Derechos Sociales a Redacción Médica, tras la aprobación del Acuerdo de Acreditación y Calidad de Centros y Servicios del Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia (SAAD).

Estas mismas fuentes desarrollan que este acuerdo, por el que se establecen los requisitos mínimos que deben cumplir los servicios de dependencia en nuestro país, únicamente establece ratios para la atención directa de primer nivel, que comprende cuidadores y gerocultures. Sin embargo, la concreción de la composición de la atención directa de segundo nivel, es decir, de las ratios concretas de cada categoría profesional, “corresponde a las comunidades autónomas”.

En este segundo grupo de atención se encuentran médicos, enfermeras, fisioterapias, trabajadores sociales, psicólogos o educadores sociales, entre otros. “Es importante tener en cuenta que es un acuerdo de mínimos que las autonomías pueden y deben mejorar”, señalan desde el departamento de Ione Belarra.

Asimismo, el Ministerio de Derechos Sociales matiza que el tratado de residencias establece una ratio concreta, pero que las autonomías tienen potestad para modificar la plantilla de profesionales encargada de la atención a los usuarios de residencias. “El acuerdo marca la ratio, pero la comunidades pueden ‘descomponer’ esta ratio en categorías profesionales, siempre que la suma de esas categorías no se quede por debajo de la ratio del acuerdo”, agregan.

Aumento de profesionales en residencias


Por otro lado, el acuerdo, firmado entre el Ministerio de Derechos Sociales y las comunidades autónomas tras un largo periodo de negociación, no solo aboga por el incremento “progreso” del número de profesionales, sino también por la la mejora de las condiciones laborales de los mismos. En concretro, se establece que al menos el 80 por ciento de los contratos del sector serán indefinidos y el 66 por ciento a tiempo completo.

Además, este nuevo modelo persigue la mejora de la coordinación mediante un profesional con funciones de enlace con el sistema sanitario. “Las personas que viven en residencias deben tener acceso a una atención sanitaria en igualdad de condiciones que el resto de la población”, apunta el secretario de Estado del departamento de Ione Belarra, Ignacio Álvarez.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.