Redacción Médica
17 de julio de 2018 | Actualizado: Martes a las 18:45
Política Sanitaria > Sanidad hoy

Las enfermedades más propensas a recibir cuidados paliativos

Un estudio revela la valoración de las familias

Casi tres cuartas partes de los pacientes con cáncer recibieron cuidados paliativos.
Las enfermedades más propensas a recibir cuidados paliativos
Redacción
Sábado, 09 de julio de 2016, a las 16:00
Los pacientes con cáncer o demencia que reciben cuidados paliativos tienen una atención más enfocada a la comodidad y al cuidado del paciente que en el caso de otras patologías. Al menos eso es lo que afirma un estudio realizado en 146 centros del VA, esto es el Departamento de Asuntos de los Veteranos de los Estados Unidos, a las familias de 34.000 pacientes que murieron de cáncer, insuficiencia renal o cardiopulmonar, demencia y fragilidad.

Para elaborar dicho informe, publicado en la revista de la revista JAMA Internal Medicine,  se valieron de varios factores, como la calidad de la atención al final de sus vida, si recibieron cuidados paliativos en sus últimos 90 días, si tenían o no una orden no reanimación y si fallecieron en una unidad de cuidados paliativos. Todas estas variables son mucho más comunes en los casos de cáncer o demencia.

"Nuestro estudio ha demostrado que los veteranos con cáncer y demencia son más propensos que otros a ser atendidos por un profesional de cuidados paliativos ", ha asegurado la autora del estudio, Melissa Wachterman, del Brigham and Women’s Hospital.

De hecho, casi tres cuartas partes de los pacientes con cáncer y más del 60% de los que padecían demencia recibieron tratamientos de cuidados paliativos. Estas cifras contrastan con las de los otros casos. En primer lugar, sólo la mitad de los enfermos con insuficiencia renal en etapa tardía tuvo la misma oportunidad, mientras que menos de la mitad de las personas con insuficiencia cardíaca congestiva, enfermedad pulmonar obstructiva crónica o fragilidad recibieron esta atención.

Las muertes en las unidades de cuidados paliativos también van por los mismos derroteros. Aproximadamente un tercio de aquellos que sufrían insuficiencia renal, cardiopulmonar o fragilidad murió en estas unidades, una cifra  mucho más alta que los casos de cáncer y demencia, el 13 y 9 por ciento, respectivamente.

El estudio va en la línea de las últimas tendencias, que sugieren que los pacientes, y sus familias, están más satisfechos con la atención al final de sus vidas cuando tienen la oportunidad de morir fuera de un hospital y con cuidados paliativos enfocados a la comodidad y la calidad de su últimos días.