Redacción Médica
17 de julio de 2018 | Actualizado: Martes a las 13:30
Política Sanitaria > Sanidad hoy

La versión socialista de los PGE destina a la sanidad 250 millones más

La formación que lidera Pedro Sánchez recupera el fondo de cohesión y crea otro para la innovación farmacéutica

Pedro Sánchez, secretario general del PSOE.
La versión socialista de los PGE destina a la sanidad 250 millones más
Miércoles, 11 de abril de 2018, a las 17:40
El Partido Socialista Obrero Español (PSOE) ha presentado su alternativa a los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2018 que hace una semana hizo públicos el Gobierno en el Congreso de los Diputados. Se trata de una propuesta que incluye 8.000 millones más de gasto, de los que unos 250,75 millones son para políticas sanitarias.
 
De este incremento presupuestario, 100 millones tendrían la función de resucitar el fondo de cohesión, cuya infrafinanciación (a día de hoy solo cuenta con 4 millones) ha sido denunciada frecuentemente por los socialistas en los últimos años. En cambio, el montante restante (150 millones) se destina para crear un Fondo de Innovación (que en varias ocasiones ha sido propuesto por José Martínez Olmos, portavoz socialista en el Senado), que “permitirá la incorporación de tratamientos y medicamentos innovadores”, indica el documento, poniendo como ejemplo los medicamentos de hepatitis C y el impacto presupuestario que supusieron en su momento en las autonomías.
 

El PSOE promete un incremento del gasto de 8.000 millones gracias a una mejora de los ingresos fiscales y de los ahorros


La mejora presupuestaria va a ser muy superior en el campo de la dependencia, que con la formación de Pedro Sánchez gana 715 millones de euros más, “beneficiando así a 300.000 personas que tienen reconocido su derecho a estos servicios, así como a las 400.000 cuidadoras profesionales que se han visto desposeídas de cotizaciones a la Seguridad Social”.
 
I+D biosanitaria
 
Por otro lado, también hay planes para la innovación biosanitaria. La propuesta recoge unos 300 millones para un programa denominado Lanzadera, que tiene como objetivo “colocar a España a la cabeza mundial de la investigación en Biomedicina, Energías Limpias y Agroalimentación”.
 
De hecho, y en total, el PSOE se compromete a invertir unos 801 millones más en I+D, fondos que además del citado Lanzadera, irán también a parar a un plan de rescate y estabilización de jóvenes investigadores, “para la incorporación, recuperación y consolidación del talento científico para incorporar, con criterios de excelencia, a 10.000 científicos jóvenes en 4 años”.
 
Además, los socialistas anuncian en estos presupuestos “nuevas políticas de inversión público-privada en innovación, en especial promoviendo la utilización de tecnologías avanzadas para acelerar la transición a la economía digital”, aunque no concretan la dotación en este campo.
 
¿De dónde salen estos fondos extra que promete el PSOE? Concretamente, de una sustancial mejora de los ingresos y de los ahorros. La formación considera que se pueden obtener unos 2.500 millones en ahorros de gasto actual, 1.500 millones en lucha contra el fraude fiscal y 6.500 millones en ingresos fiscales complementarios.