Bruselas aprueba una nueva Recomendación en la que incluye también a los facultativos que visitan a domicilio

La UE aprieta para que el covid sea enfermedad profesional entre sanitarios
El comisario europeo de Empleo y Derechos Sociales, Nicolas Schmit


28 nov 2022. 17.10H
SE LEE EN 3 minutos
La Comisión Europea ha aprobado una Recomendación dirigida a todos los países miembros para que reconozcan el Covid-19 como una enfermedad profesional para los sanitarios que resulten contagiados. Bruselas ha actualizado por primera vez desde 2003 la lista oficial de patologías que cumplen con los criterios establecidos para que los trabajadores puedan percibir una compensación económica tras enfermar en sus puestos laborales con el objetivo de dar cabida al coronavirus.

El paso adelante del Gobierno comunitario se produce después de que en mayo ya hiciese un primer llamamiento a todos los estados para que adoptaran esta medida. España fue uno de los territorios que adoptó esta medida a principios de 2021 mediante un Real Decreto aprobado por el Consejo de Ministros. Sin embargo, su aplicación práctica ha chocado con otras normativas del Ministerio de Trabajo que vinculan la contingencia laboral con un accidente de trabajo y no con una enfermedad profesional. 

Aunque Bruselas reconoce que la competencia en el asunto radica en los reglamentos nacionales, ha recurrido formalmente a la figura de la Recomendación para pedir a todos los países que introduzcan “lo antes posible” en sus disposiciones legales el nuevo anexo de “enfermedades profesionales científicamente reconocidas sujetas a indemnización y a medidas preventivas”. La Comisión ha concedido además hasta finales de 2023 para que cada estado comunique su decisión al respecto.

La nueva actualización se ha realizado desde un enfoque amplio. Se considera que deben beneficiarse de este tipo de prestaciones todos aquellos profesionales que se hayan contagiado de Covid-19 cuando estén realizando asistencia sanitaria o social a los pacientes, incluidos los médicos o enfermeros que pasan consulta a domicilio. Algo que ha hecho extensible a otros sectores profesionales que trabajan en primera línea, pero solo cuando se trate de un contexto de “pandemia”.

Además del coronavirus, la lista de enfermedades profesionales también recoge otras patologías infecciosas transmitidas de animales a humanos, así como tétanos, brucelosis, hepatitis viral, tuberculosis o amebiasis a las que también están especialmente expuestos médicos o enfermeros.

La Comisión Europea ha incluido también en su Recomendación otra serie de medidas adicionales dirigidas a reforzar la salud pública como el despliegue de medidas preventivas eficaces a través de la Agencia Europea para la Seguridad y la Salud en el Trabajo, o la notificación de las estadísticas sobre enfermedades profesionales a los organismos europeos, lo que permitiría observar cuántos facultativos siguen contagiándose actualmente por Covid-19.


El covid como enfermedad profesional en España


La consideración del Covid-19 como una enfermedad profesional ha despertado dudas jurídicas en España. A pesar del Real Decreto aprobado en 2021, su reconocimiento ha quedado en duda debido a las diferencias que plantea el denominado Procedimiento de Actuación para los Servicios de Prevención de Riesgos Laborales frente a la Exposición al SARS-Cov-2, que puso en marcha el Ministerio de Trabajo.

Esta realidad ha llevado a algunos de los sanitarios afectados durante la pandemia a tener que acudir a los tribunales, amparados por varios sindicatos que han defendido su causa. Entre los principales requisitos planteados por los jueces figura que la enfermedad figure en la lista de patologías profesionales, que se haya demostrado un riesgo de exposición ante el agente biológico y que el puesto laboral implique una exposición.
Las informaciones publicadas en Redacción Médica contienen afirmaciones, datos y declaraciones procedentes de instituciones oficiales y profesionales sanitarios. No obstante, ante cualquier duda relacionada con su salud, consulte con su especialista sanitario correspondiente.