La sanidad postCovid necesita "flexibilidad" e "iniciativa público-privada"

Así lo propone Fedea, que aboga por crear estructuras de gestión pública específicas en sanidad

Jordi Gual Solé, presidente de Fedea.
La sanidad postCovid necesita "flexibilidad" e "iniciativa público-privada"
lun 22 junio 2020. 15.10H
La Fundación de Estudios de Economía Aplicada (Fedea), ha realizado un informe sobre las reformas e innovaciones que requiere el sistema sanitario español tras la crisis del coronavirus. En su opinión, es "imprescindible dotar al SNS de los instrumentos que permitan, sin acudir a situaciones de excepcionalidad, dar respuesta a las necesidades urgentes asociadas al Covid-19".

DIRECTO | Siga aquí la´ultima hora de la crisis sanitaria

Desde esteseñalan las reformas clave a abordar tanto de forma coyuntural para hacer frente a la evolución de la pandemia, y de forma estructural para modernizar nuestro sistema sanitario y garantizar su sostenibilidad presente y futura: 

- Reforzar la Salud pública y comunitaria. Desde Fedea consideran que "la salud pública no ha recibido la atención necesaria y deseable, contando siempre con una escasez importante de medios y de visibilidad política y social".

Para hacer frente de forma solvente a un segundo brote de la pandemia "será necesario dotar de recursos y profesionales suficientes los dispositivos de salud pública y de Atención Primaria, para que sean capaces de identificar de forma precoz los casos positivos y tomar las medidas necesarias de aislamiento que permitan evitar rebrotes generalizados", consideran.

Algunas condiciones necesarias para desarrollar este nuevo marco son las siguientes: 
  • Coordinación eficaz con el European Center for Disease Prevention and Control (ECDC) cuyo papel debe también ser revisado también a fondo en el seno de la UE.
  • Crear una estructura en red, presente en todas las CCAA e integrada en los servicios y agencias de Salud Pública de las mismas.
  • Dotarse de personal especializado y de los recursos materiales e informáticos comunes necesarios para una recogida y transmisión rápida de la información epidemiológica, su análisis, interpretación, modelización y comunicación técnica con las autoridades sanitarias.
  • Potenciar las redes de vigilancia epidemiológica. La participación activa del sistema público de Atención Primaria y del sistema público de atención especializada en la vigilancia epidemiológica es esencial. El modelo de vigilancia actual de la gripe es adecuado como referencia, pero debe reforzarse y ampliarse.
  • Mejorar sustancialmente la capacidad de realizar un diagnóstico de laboratorio rápido, que incluya microorganismos no habituales en aquellas situaciones en las que se considere necesario. La existencia de un laboratorio central de referencia es conveniente, pero debe descentralizarse la capacidad diagnóstica rápida.
  • Impulsar la red de Unidades de Aislamiento de Alto Nivel (UAAN) existente y el trabajo coordinado de la misma.
  • Aumentar el peso específico de España en materia de Salud Pública.

Más recursos para las futuras crisis


-Dotación de recursos ante emergencias:  El sistema debe dotarse de una reserva estratégica de equipos de protección individual, pruebas diagnósticas, equipamientos de electromedicina y suministros médicos para poder hacer frente a nuevas situaciones como las que hemos vivido. Los hospitales, por su parte, deberán disponer de planes de contingencia para la ampliación rápida de recursos de urgencias, plantas de hospitalización y UCI. 

-Flexibilización de la gestión: es necesario avanzar en la creación de estructuras de gestión pública específicas en el entorno sanitario (organismo público o empresa pública sanitaria) que garanticen la máxima capacidad de gestión al menos en tres áreas:
  • Gestión del presupuesto: evitando las rigideces de las partidas presupuestarias que no aportan valor a la gestión del centro sanitario, y dificultan su capacidad de adaptación y flexibilidad requerida en entorno cambiante.
  • Gestión de los ingresos. introduciendo incentivos para facturar los servicios sanitarios prestados a ciudadanos no cubiertos por el SNS, y evitar que en España se dejen de facturar cientos de millones de euros a pacientes extranjeros comunitarios, lo que conlleva asumir costes adicionales que podrían destinarse a reforzar otras áreas del sistema.
  • Gestión de los recursos humanos. Eliminación de las limitaciones que los centros asistenciales tienen en seleccionar, incentivar o desvincular a los profesionales, dificultando la capacidad de para atraer y retener el talento. Por ello, es necesario fomentar la autonomía y reconocimiento de los profesionales, diseñando un modelo de relación laboral más flexible y una equiparación retributiva progresiva con los países de la UE, basada en resultados de salud.

Innovación y reformas


-Innovación e incorporación de las buenas prácticas. Durante la crisis sanitaria, "los servicios se han reorganizado en función de las necesidades de los pacientes y no en base a otras consideraciones de tipo corporativo, además, se han tomado decisiones de forma descentralizada". Adicionalmente, la pandemia ha "obligado a dar un salto en la trasformación digital de las organizaciones, implantándose de forma generalizada la atención no presencial y la telemedicina. Otro elemento clave ha sido la colaboración con el sector privado. "Ésta no solo ha funcionado, sino que se ha demostrado imprescindible en las grandes ciudades para hacer frente al incremento de la demanda", destaca Fedea. 

-Atención a la dependencia y atención residencial a la dependencia: Fedea sugiere la necesidad de coordinación con el sistema de salud y un sistema de auditoría anual o bianual que permita detectar las principales deficiencias, que la presente crisis ha revelado como determinantes. También, que una agencia independiente de evaluación de resultados y tecnologías sanitarias. 

- Reformar los servicios públicos. En este sentido, Fedea considera urgente "mejorar su funcionamiento, y reforzar la coordinación y la cooperación con el sector privado y la sociedad civil". En su opinión, en España "existen barreras, principalmente de tipo ideológico, entre lo público y lo privado, que hacen perder parte de la energía y la capacidad para desarrollar iniciativas público-privada. Por otro lado, un Estado moderno ha de estar abierto a la colaboración con la sociedad civil y debe evolucionar hacia modelos inspirados en el concepto de “redarquía”, que busca la cooperación en red, que potencie la inteligencia colectiva y permitan dar respuesta ágiles y eficaces a los retos que tenemos que afrontar". 





Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.