21 de agosto de 2017 | Actualizado: Lunes a las 10:05
Política Sanitaria > Sanidad hoy

La Reina Letizia dice que el tabaquismo es una "amenaza médica"

Asegura que aunque se saben los efectos perjudiciales que aporta para la salud, "millones de personas" siguen fumando

La Reina Letizia ha viajado hasta Oporto para participar en la Conferencia 'Tabaco o Salud'.
La Reina Letizia dice que el tabaquismo es una "amenaza médica"
Redacción
Jueves, 23 de marzo de 2017, a las 14:50
La Reina Letizia ha recordado durante la inauguración de la 7º Conferencia Europea 'Tabaco o Salud', organizada en Oporto (Portugal) por la Liga Portuguesa Contra el Cáncer, bajo los auspicios de la Asociación de Ligas Europeas Contra el Cáncer, que el tabaquismo es una "enfermedad" y una "amenaza social y médica más importante" que cualquier beneficio que pueda producir al sector.

El tabaco, tal y como ha reconocido, es una "realidad testaruda" ya que, aunque se sabe los efectos perjudiciales que aporta para la salud, "millones de personas en todo el mundo" siguen fumando. Por ello, ha animado a seguir trabajando y a que el encuentro se convierta en el "motor" de la voluntad política y social para lograr que todos los fumadores lleguen a la conclusión" de que abandonar este hábito va a "mejorar" su salud, prolongar la vida y tener una mejor calidad de vida.

No obstante, la Reina ha destacado la legislación contra el tabaco llevada a cabo por parte de diferentes países y que ha conseguido que muchas personas dejen de fumar y hayan salvado sus vidas. "Cuando hablamos de tabaco cualquier tipo de dosis es peligrosa y la única dosis segura es cuando no se fuma", ha apostillado.

Políticas de control

Precisamente, durante la conferencia europea, a la que asistirán 400 participantes, se abordará el diseño de las políticas de control del tabaco en Europa y en el resto del mundo y se reiterará a la sociedad los efectos perjudiciales que tiene su consumo para la salud.

Y es que, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el tabaco causa actualmente más muertes en el mundo que el VIH, la tuberculosis y la malaria juntos, y su coste supone el seis por ciento del gasto mundial en salud, unos 400.000 millones de euros.