La pérdida de anticuerpos oscila entre el 15 y el 25% y es mayor que en casos de infección covid con la variante Delta

La eficacia de la dosis de refuerzo decae a las 10 semanas con Ómicron


28 dic 2021. 09.00H
SE LEE EN 3 minutos
Con posibilidades de convertirse en la variante dominante en Europa a principios del próximo mes, Ómicron ha demostrado ser una de las cepas más contagiosas hasta el momento. Lo que los científicos tratan de esclarecer ahora es el escape vacunal que podría suponer esta mutación del SARS-CoV-2.

Nuevos datos provenientes de Reino Unido podrían hacer tambalear la campaña de dosis de refuerzo. En concreto, el último informe de la Agencia de Seguridad Sanitaria inglesa señala una disminución de la eficacia de la vacuna de entre el 15 y el 25 por ciento pasadas diez semanas desde la tercera dosis. 

También indica evidencias en la reducción de inmunidad tras haber recibido la segunda dosis. La pérdida de anticuerpos es más rápida en casos relacionados Ómicron que en los casos de infección con la variante Delta, sin embargo, los síntomas de la cepa sudafricana son más leves, si bien todavía no se han diagnosticado "suficientes casos graves hasta el momento".

Aunque todavía es necesario analizar la efectividad de la vacuna contra casos de hospitalización, las autoridades del país esperan que sea mejor tanto en pautas completas como en dosis de refuerzo. 

De momento, los datos disponibles apuntan a un menor riesgo de hospitalización en pacientes infectados con Ómicron en comparación con los positivos detectados de la variante Delta, incluidos los casos de reinfección por Covid-19. 

Reinfecciones: ¿más riesgo con Delta u Ómicron?


En cualquier caso, el análisis es todavía preliminar ante el reducido número de ingresos relacionados con B.1.1.529 y la limitada propagación en grupos de mayor edad hasta el momento. La agencia se compromete a repetir estos estudios con regularidad ajustándolos a aquellas reinfecciones no diagnosticadas.

Un estudio similar, a partir de los mismos datos, reveló una diferencia de riesgo en infecciones causadas por Delta frente a Ómicron de hasta el 30 por ciento y un peligro de hospitalización en aquellos que ya habían pasado la enfermedad de entre el 55 y el 70 por ciento. 

Y es que, la tasa de reinfección de la población ha aumentado "de forma pronunciada y desproporcionada" con la llegada de la nueva variante. De hecho, el 9,5 por ciento de los pacientes contagiados con Ómicron ya había pasado el Covid-19 previamente, lo que invita a pensar que se ha subestimado la proporción sustancial de reinfeccións. 

Las primeras infecciones de las personas que contrajeron de nuevo la variante Ómicron se produjeron durante la expansión de Alfa y Delta, por lo que, "es probable que no fueran detectadas en la primera ola". De momento, se identifcaron 69 casos de infección con Ómicron en los que era el tercer episodio de contagio y 290 casos en los que la infección por Omicron se produjo entre 60 y 89 días después de una primera infección confirmada.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.