CCOO mantiene su apuesta por anticipar la salida a los 60 años, pese a las tesis del ministro José Luis Escrivá

Jubilación activa y parcial: dos requisitos para que compense en sanidad
Humberto Muñoz y José Luis Escrivá


16 may 2022. 15.00H
SE LEE EN 3 minutos
El ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, ha mantenido su apuesta por estirar la edad de jubilación hasta los 67 años como parte de su proyecto para reformar el sistema nacional de pensiones en el conjunto del país. Una estrategia de carácter voluntario para la que espera poder captar a los trabajadores gracias a una batería de incentivos. Comisiones Obreras (CCOO) ha detallado a Redacción Médica qué sería necesario para que a los profesionales sanitarios les saliese a cuenta retrasar su retiro, a pesar de que su batalla en la mesa de negociación sigue instalada en facilitar su retiro a los 60 debido a sus condiciones de penosidad.

El secretario general de la Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CCOO, Humberto Muñoz, cree que la única motivación que podría llevar a alguno de estos perfiles a prolongar su vida laboral es mantener durante un tiempo adicional su salario ya que sería más alto que el dinero que percibirían en concepto de pensión. Especialmente, en el caso de los médicos que cuentan con pluses por hacer atención continuada o que cumplen su jornada por las tardes.

“Si un trabajador sanitario puede jubilarse con 65 años porque tiene el tiempo de cotización requerido para cobrar el 100 por ciento de su pensión, el incentivo para seguir trabajando hasta los 67 solo puede ser económico”, ha relatado el portavoz sindical.

La otra posibilidad que CCOO ha observado se refiere específicamente a aquellos sanitarios que están dedicados al mundo de la investigación y que no quieran ver “truncados” sus proyectos que tienen en curso, así como los docentes que no quieran renunciar a dar clases. Aunque en estos casos la legislación aplicada al ámbito universitario ya les permite aguantar hasta los 70.

CCOO mantiene su apuesta por la jubilación anticipada


A pesar de estos incentivos, el líder de la Federación de Sanidad de CCOO ha insistido en que la apuesta del sindicato sigue instalada precisamente en todo lo contrario. El objetivo es conseguir que el Ministerio de Seguridad Social incluya a los médicos y enfermeros entre los grupos que se pueden beneficiar de una jubilación anticipada con el 100 por ciento de pensión a los 60 años, debido a la sobrecarga y el riesgo que representan sus empleos.

“La postura de la FSS-CCOO es acortar la edad de jubilación y no usar la prolongación de la misma para tapar los déficits que algunos profesionales sufrimos ahora por las malas políticas de formación de especialistas en Ciencias de la Salud, que venimos padeciendo desde hace dos décadas”, ha relatado Muñoz.

El portavoz sindical ha reconocido que pueda haber “casos particulares” que puedan demorar su vida laboral pero que, como norma general, es necesario apostar por lograr el hito de la prejubilación a los 60. “Es un avance social y de los derechos de la clase trabajadora y eso debe prevalecer sobre la mayoría de las consideraciones particulares, especialmente si son solo económicas”, ha apuntado.

CCOO, UGT y CSIF han mostrado hasta la fecha una posición unida para reclamar esta nueva prejubilación. Aunque por el momento no han recibido respuesta de Escrivá que abrió un proceso de tres meses para recabar información sobre si los perfiles sanitarios cumplen con los requisitos de los coeficientes reductores.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.