CESM insiste en la naturaleza "penosa y peligrosa" de la profesión sanitaria para flexibilizar la normativa

Aumentar la cotización médica para desbloquear la prejubilación a los 60
Gabriel del Pozo, Tomás Toranzo y Enrique Fernández.


16 abr 2022. 16.00H
SE LEE EN 2 minutos
Los agentes sociales no dejan enfriar sus reivindicaciones sobre la jubilación anticipada de los profesionales sanitarios, y algunos, como la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM), han actualizado recientemente sus propuestas para flexibilizar la normativa por razón de actividad. Las claves, de nuevo, se hallan en los coeficientes reductores y la cotización de los profesionales para mantener la pensión íntegra.

Fuentes de la propia CESM ponen de relieve las dificultades de buena parte de los profesionales de Medicina para acceder a la pensión máxima, entre las que citan la ‘tardanza’ a la hora de acceder al mundo laboral (en el mejor de los casos, a los 26 años) y la concatenación de contratos temporales.

“Lo que solicitamos es una jubilación flexible por razón de actividad, que iría como la de cualquier trabajador por cuenta ajena”, argumentan a Redacción Médica desde la confederación médica.

La ‘llave’ para abrir esta vía se encuentra en el artículo 206 de la Ley General de la Seguridad Social, que establece que la edad mínima de acceso a la pensión de jubilación “podrá ser rebajada por real decreto en aquellos grupos o actividades profesionales cuyos trabajos sean de naturaleza excepcionalmente penosa, tóxica, peligrosa o insalubre”.

Revisión de coeficientes reductores para médicos


Es firme la defensa de CESM y de otros sindicatos de la peligrosidad asociada al trabajo sanitario debido al contacto estrecho con personas enfermas y agentes biológicos y químicos. A ello se suma, destaca la confederación médica, el vigente sistema de guardias de 24 horas, que no se contemplan como tiempo de trabajo efectivo de cara a la jubilación.

La aplicación de los correspondientes coeficientes reductores de la edad no permite actualmente a los médicos acceder a la pensión de jubilación con una edad inferior a la de 52 años. No obstante, según detallan desde CESM, “si esta profesión quedara establecida como ‘de riesgo’, no quedaría más opción que dejar abierta la opción a la jubilación voluntaria que implica, con la ley en la mano, una cotización adicional”.

"Para mantener un 100 por ciento de la pensión se necesitan 38 años cotizados, pero por eso nuestra propuesta es por razón de actividad como tienen otros colectivos”, concluyen.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.