Redacción Médica
22 de septiembre de 2018 | Actualizado: Sábado a las 16:40
Política Sanitaria > Sanidad hoy

Hacienda confirma la vinculación de Ana Mato con la trama Gürtel

La exministra de Sanidad no pagó "ninguno" de los viajes que figuran en el sumario

Ana Mato, exministra de Sanidad.
Hacienda confirma la vinculación de Ana Mato con la trama Gürtel
Redacción
Lunes, 18 de septiembre de 2017, a las 16:30
Un inspector del Ministerio de Hacienda ha confirmado en el juicio de la Gürtel entregas de dinero del presunto cabecilla de la trama, Francisco Correa, al exalcalde del PP en Pozuelo de Alarcón (Madrid) Jesús Sepúlveda y pagos para gastos de él y su exesposa, la exministra de Sanidad, Ana Mato.
 
La Audiencia Nacional ha reanudado la vista de este caso de corrupción política con las declaraciones de dos inspectores de la Agencia Tributaria que han sido preguntados en relación con el dinero de Jesús Sepúlveda y del extesorero del PP Luis Bárcenas, los dos únicos del total de 37 acusados que han comparecido este lunes.
 
El primero ha ratificado su informe en el que hace constar que Sepúlveda recibió de Correa entregas de dinero para gastos particulares de su familia y pagos para actos de la campaña de las elecciones municipales de 2003 y para otros del ayuntamiento.
 
En cuanto a los pagos para gastos personales ha mencionado que figuran gastos y viajes de "Sepúlveda y personas de su entorno" que fueron pagados desde la caja B de Correa y no por el exalcalde y ha concretado: "Ana Mato tampoco pagó ninguno de esos viajes" que figuran en el sumario.
 
Como el PP, la exministra de Sanidad se sienta en el banquillo como partícipe a título lucrativo. Supuestamente y sin que ella conociera del origen ilícito del dinero, se lucró con más de 28.000 euros en viajes y fiestas de cumpleaños y comuniones con payasos, pagadas por la trama. 

Ana Mato presentó su dimisión en noviembre de 2014, después de que el auto del juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz la señalara como partícipe a título lucrativo de los delitos de Sepúlveda.