Redacción Médica
25 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 11:15
Política Sanitaria > Sanidad hoy

Hacienda anuncia 5.690 millones más para la sanidad pública de aquí a 2021

Según las previsiones presentadas por el ministro de Hacienda en el Consejo de Ministros

Cristóbal Montoro.
Hacienda anuncia 5.690 millones más para la sanidad pública de aquí a 2021
Pablo Rodríguez
Viernes, 27 de abril de 2018, a las 14:10
El Ministerio de Hacienda y Función Pública tiene previsto aumentar en 5.690 millones de euros el gasto sanitario para 2021, con un incremento del desembolso por año de en torno a 2.000 millones de euros, según las previsiones de gasto consolidado presentadas por el titular del departamento, Cristóbal Montoro, este viernes durante la rueda de prensa del Consejo de Ministros.

Sin embargo, este incremento no se traduciría en un aumento de su peso en el Producto Interior Bruto (PIB), puesto que si se compara el gasto sanitario con el global y el porcentaje del PIB que el Ejecutivo tiene previsto desembolsar en los servicios que presta la Administración, el resultado arroja que el presupuesto sanitario supondría un 5,59 por ciento del PIB en 2021. Unos datos que, no obstante, aún mejorarían las previsiones que el Gobierno de España envió el pasado año a Bruselas para los próximos años.

De acuerdo con estas previsiones, la partida destinada para el ámbito sanitario para los próximos años será la segunda que más aumente, sólo por detrás del desembolso en protección social, que se plantea aumentar en casi 20.000 millones. Por debajo de salud quedan otras importantes partidas como educación, en la que Hacienda prevé hacer un incremento de algo más de 3.000 millones en los próximos tres años.

El aumento de las partidas es generalizado en todos los ámbitos presupuestarios de la Administración Pública, lo que no impide que el gasto total por los servicios públicos vea reducido su peso en el PIB en casi 2 puntos en los próximos tres años. Esto se debe a que el Gobierno incluye en este pronóstico su previsión de crecimiento global de la economía española, con lo que se deduce que el actual Ejecutivo, pese al incremento de las partidas, no prevé acrecentar el peso del gasto público de forma proporcional al crecimiento de la economía.