Redacción Médica
20 de agosto de 2018 | Actualizado: Domingo a las 18:00
Política Sanitaria > Sanidad hoy

Google logra predecir la muerte de un paciente con un 95% de precisión

Un estudio publicado por 'Nature' señala cómo este sistema ha logrado predecir el día de la muerte con escasos errores

El algoritmo utiliza la inteligencia artificial.
Google logra predecir la muerte de un paciente con un 95% de precisión
Redacción
Lunes, 30 de julio de 2018, a las 13:50
La revista Nature ha publicado un estudio científico en el que se asegura que la inteligencia artificial utilizada por Google es capaz de descifrar cuándo morirá un paciente que está ingresado. El hallazgo ha sido posible gracias al trabajo conjunto del buscador y de la Universidad de Stanford, que han desarrollado el algoritmo de Mountain View para predecir el fallecimiento. 

Según el artículo, la inteligencia artificial de Google ha analizado más de 114.000 casos de pacientes individuales ingresados en el hospital un mínimo de 24 horas. Además de calcular las muertes con soprendente precisión, habría descifrado también las hospitalizaciones no programadas y los diagnósticos finales de los sujetos analizados. 

El estudio explica que se ha utilizado el sistema 'dep learning' para analizar 160.000 expedientes médicos en hospitales de Stanford y Lucile Packard Children' s Hospital. De manera completamente automática -gracias a la inteligencia artificial- el sistema ha podido catalogar informaciones antiguas de informes médicos en formato PDF incluyendo apuntes escritos a mano o incluso poco comprensibles. 

También diagnósticos finales


Este modo de actuar ha permitido reconstruir el historial médico de los pacientes, incluyendo los diagnósticos finales, lo que ha permitido a Google asegurar que puede predecir el día de la muerte de éstos con poca opción de equivocarse. 

A raíz del hallazgo, la Asociación Médica Estadounidense (AMA) admitió que el uso de inteligencia artificial como herramienta para los médicos puede traer beneficios significativos, pero afirma que esta nueva tecnología debe “cumplir varios criterios clave, como transparencia, estar basado en estándares y ser libre de prejuicios”.