25 may 2019 | Actualizado: 13:05

Estudio: a más discusión entre médicos y enfermeros, menos pacientes mueren

Es la primera vez que se relaciona este aspecto social con las tasas de mortalidad en el hospital

Personal sanitario en un hospital.
Estudio: a más discusión entre médicos y enfermeros, menos pacientes mueren
mié 15 mayo 2019. 13.15H
Una cultura de “apertura” en los hospitales, entendida como un entorno en el que el que los médicos y enfermeros discuten y hablan entre ellos sobre lo que afecta a los pacientes y en el que cada profesional se siente libre de opinar ante los que tienen más autoridad, se asocia a una menor mortalidad de los pacientes. Así lo refleja un estudio realizado en Inglaterra por los médicos Verónica Toffolutti  y David Stuckler y que se ha publicado en Health Affairs.

Esta cultura de discusión en el hospital ya se ha relacionado con muchos resultados positivos, como una mejor seguridad del paciente y una mejor comprensión de los objetivos sanitarios, pero ésta es la primera vez que se ha asociado con las tasas de mortalidad.


La investigación


Los autores de la investigación han relacionado los datos sobre las tasas de mortalidad hospitalaria con las puntuaciones de apertura hospitalaria para 137 centros en Inglaterra en el período 2012-14. Utilizaron el Indicador Sumario de Mortalidad a Nivel Hospitalario (SHMI, por sus siglas en inglés) como una medida de mortalidad y diseñaron un indicador estandarizado de apertura que se basa en las encuestas del personal de la Encuesta Nacional del Personal del Picker Institute Europe.

En el estudio se han destacado dos conclusiones positivas. En primer lugar, el fomento de la apertura se traduce en menores tasas de mortalidad: un aumento de un punto en la puntuación de apertura estandarizada se asocia con una disminución del 6,48 por ciento en las tasas de mortalidad hospitalaria. En segundo lugar, en lo que respecta a Inglaterra, la apertura está aumentando: la puntuación fue de 13,63 en 2012 y 16,49 en 2014.

Parte del efecto se debe a la mayor capacidad de respuesta de las organizaciones abiertas: la correlación entre el indicador de apertura estandarizado y el porcentaje de funcionarios que declaran que la confianza tomó medidas después de un error es muy alta (0,84).

"El único componente de nuestro indicador que más afecta las tasas de mortalidad son los buenos procedimientos hospitalarios para reportar errores”", dice Toffolutti. "Además, como las prácticas médicas defensivas podrían obstaculizar la apertura", continúa, "evitar el juego de culpabilidad que responsabiliza a los profesionales de los errores, en favor de la responsabilidad institucional, podría ayudar al cambio hacia una mayor cultura de apertura".


Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.