Redacción Médica ha consultado a un grupo de expertos sobre los riesgos que entraña una ocasión tan multitudinaria

España llega "servida" de inmunidad covid al maratón Black Friday-Navidad
Marcos López Hoyos, Gorka Orive, Amós García Rojas y Manuel Franco.


17 nov 2021. 13.20H
SE LEE EN 5 minutos
"Black Friday, puentes, inicios de navidades... se aproxima una mayor interacción social, lo cual facilita la expansión del virus en caso de brote". Son las palabras de Marcos López Hoyos, presidente de la Sociedad Española de Inmunología, que en declaraciones a Redacción Médica reconoce el peligro que representan estas ocasiones multitudinarias a escala epidemiológica. Eso sí, de haber un repunte de casos, no será tan grave como el anterior.

Recordamos que el pasado Black Friday fue el desencadenante de la tercera oleada de contagios que golpeó nuestro país. Ahora, estamos mejor preparados ante el virus. "Afortunadamente tenemos una cobertura vacunal muy elevada en la población diana de casi el 90 por ciento, lo que dificulta la transmisión del virus", explica a este medio Gorka Orive, investigador y profesor titular de la Universidad del País Vasco. Si bien "las vacunas no son perfectas, con dos dosis vamos bien servidos", asegura Orive.

La situación a la que nos enfrentamos ha provocado que todas las miradas se centren en un único tema: ¿estamos bien protegidos con las dos dosis de la vacuna o nos encontramos ante una bajada de la efectividad? Las recomendaciones indican que es a partir de los seis meses desde la administración de la última dosis cuando se debe inocular la de refuerzo. Pero, ¿qué ocurre con aquellas personas que recibieron la última vacuna en mayo o junio?

En este sentido, Amós García Rojas, presidente de la Asociación Española de Vacunología, indica que la protección frente a la enfermedad grave nos la brinda las dos dosis, cuya "respuesta protectora es suficiente". Por ello, explica que "en personas mayores de 60 años, la respuesta protectora se devalua más rápidamente en el tiempo, pero para el resto de la ciudadanía no hay evidencias de que esto ocurra", sugiere. 

La dosis de refuerzo tiene una "magnífica" eficacia para prevenir infecciones y síntomas, "pero no una enfermedad grave"



En relación a la dosis de refuerzo, Orive reconoce la "magnífica" eficacia de la tercera dosis a la hora de prevenir infecciones y síntomas, "pero no a la de evitar una enfermedad grave". Por tanto, no cree necesaria su inoculación entre la población más joven, al menos de momento. "Hay que mirar qué grupos poblacionales se están infectando, por si son los niños los que meten el virus en casa o los mayores, para fomentar o no esa dosis de apoyo". 

La cobertura vacunal y las restricciones, aliadas de España


España es el modelo a seguir. "Tenemos una base más favorable que otros países europeos por la mayor cobertura vacunal, el mantenimiento de ciertas restricciones pese a la relajación de otras como el uso de la mascarilla en exteriores...", subraya García Rojas. Ante este contexto, la "aparición de una ola es más difícil, pero la de los brotes sí es más probable y va a estar relacionada con esta convivencia en espacios interiores, donde ya no se respeta el uso de mascarilla y están mal ventilados".

López Hoyos ve "interesante" tomar medidas más estrictas en nuestro país pese a su buena situación epidemiológica "para no incrementar el número de contagios porque es muy importante reducir el riesgo y, si vamos a estar en un sitio cerrado en el que nos quitaremos la mascarilla para comer, el hecho de estar vacunados lo reduce". 

"A diferencia de otros países de Europa, no nos hemos puesto tan borricos con la exigencia del pasaporte covid", recuerda Manuel Franco, vocal de la Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria (Sespas). "No podemos hablar aún de normalidad, sino de contagios controlados, y lo que ha hecho la vacunación es evitar las consecuencias fatales de la enfermedad, pero ahora toca controlarla y ese es el reto, porque esta pandemia no va a desaparecer de un plumazo". 

La hoja de ruta vacunal se debe dividir en tres niveles


"Es importante seguir la senda de la vacunación en tres niveles", sostiene Orive. Por un lado, los menores de 12 años, por otro, la de la población que quede por vacunar y, finalmente, " estar atentos a la evolución de las vacunas por si se va produciendo un progresivo decaimiento de su efectividad". 

En el caso del segundo nivel, este experto propone "intensificar los esfuerzos en aquellos que tengan dudas sobre la vacunación y, además, aplicar las terceras dosis de forma proporcional al tiempo en el que se administró la segunda". Estas líneas maestras pueden ser especialmente relevantes "si la presión sanitaria se ve comprometida", en cuyo caso Orive no descarta "que las restricciones tengan que volver".

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.