28 de mayo de 2018 | Actualizado: Lunes a las 09:10
Política Sanitaria > Sanidad hoy

El test de autodiagnóstico de VIH ya se vende en las farmacias españolas

Una de cada cinco personas está infectada sin saberlo

Elena Andradas, directora general de Salud Pública, y Belén Crespo, directora general de la Aemps.
El test de autodiagnóstico de VIH ya se vende en las farmacias españolas
Redacción
Lunes, 22 de enero de 2018, a las 11:50
Los ciudadanos ya pueden adquirir en las farmacias españolas las pruebas para el autodiagnóstico de VIH, después de que el Consejo de Ministros, a propuesta de la ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Dolors Montserrat, aprobara en diciembre el Real Decreto que modifica la legislación de productos sanitarios para diagnóstico "in vitro" eliminando la necesidad de prescripción para la venta de los productos de autodiagnóstico del VIH y permitiendo la publicidad dirigida al público de estos productos.

Para la implementación de esta nueva fórmula diagnóstica se suscribió un convenio de colaboración en octubre de 2017 entre el Ministerio de Sanidad Servicios Sociales e Igualdad y el Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos para el fomento del diagnóstico precoz del VIH, uno de cuyos objetivos es realizar acciones formativas e informativas para una mejor actuación farmacéutica en la dispensación de productos sanitarios para autodiagnóstico del VIH.

Para que los profesionales farmacéuticos dispongan de toda la información necesaria para una mejor actuación en la dispensación de estos productos, el Ministerio de Sanidad Servicios Sociales e Igualdad ha elaborado conjuntamente con el Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos la Guía de actuación farmacéutica en la dispensación de productos sanitarios para autodiagnóstico del VIH. La guía, que ha sido distribuida a todos los Colegios de Farmacéuticos y puesta a disposición de los profesionales.

El objetivo de esta guía es dotar de los conocimientos necesarios respecto a la prueba de autodiagnóstico de VIH –qué es la prueba y qué permite detectar, posibles resultados, su significado, confirmación del resultado en un  laboratorio clínico, donde dirigirse para más información y realización de otras pruebas, etc..- a los farmacéuticos comunitarios para responder a las preguntas de los usuarios potenciales ante la dispensación  de estos productos.

Para obtener más información sobre el Autotest de VIH y otras medidas de prevención, el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, pone también a disposición del público un servicio multicanal de información y prevención sobre el VIH y el Sida, de carácter gratuito y confidencial, gestionado por Cruz Roja Española, mediante el teléfono 900 111 000 y la web de Cruz Roja Info VIH disponible en el enlace
 
Respuestas a los interesados

Asimismo, para facilitar el uso de este producto sanitario, el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad ha publicado este lunes en su página web un documento de preguntas y respuestas frecuentes dirigido a los ciudadanos que quieran utilizar esta prueba.

El test es una prueba de detección de la infección por el VIH en la que la misma persona que se realiza la prueba recoge la muestra de sangre o saliva e interpreta el resultado del test. La obtención del resultado del test es inmediata (generalmente en menos de 20 minutos), no siendo necesario enviar la prueba a ningún laboratorio para obtener el resultado.

La sensibilidad es del 99,5 por ciento, (probabilidad de que un sujeto infectado por el VIH tenga en la prueba un resultado positivo) y la especificidad es del 99,9 por ciento (probabilidad de que un sujeto con prueba negativa no tenga la infección).

Es el tiempo transcurrido entre la infección y la aparición de anticuerpos detectables. Durante el mismo la prueba puede dar un resultado negativo, aunque la persona se haya infectado. Generalmente el cuerpo tarda entre dos y ocho semanas tras la infección en desarrollar anticuerpos detectables, y casi todas las personas los han generado a los tres meses de la práctica de riesgo.

En esta circunstancia la persona podría transmitir la infección, por lo que se recomienda extremar las preventivas y usar el preservativo en las relaciones sexuales. Para descartar esta situación se debe repetir la prueba de VIH pasados los tres meses.

Acudir a un centro sanitario para que te puedan realizar las pruebas confirmatorias de laboratorio y si fuese necesario recibir asesoramiento médico sobre tu nuevo estado de salud. También, puedes dirigirte a muchas ONG, que disponen de Centros Comunitarios dónde puedes recibir apoyo para afrontar tu nueva situación. En estos centros por lo general no hacen pruebas confirmatorias.

Esta prueba no sirve para detectar una posible infección por el VIH inmediatamente después de mantener una relación sexual de riesgo, para decidir si usar preservativo en una relación sexual, para detectar otras ITS, como hepatitis, sífilis, gonorrea o clamidias, para realizar cambios en el tratamiento de una persona ya diagnosticada.

Una de cada cinco sin diagnosticar

En España, se estima que actualmente viven en España entre 140.000 y 145.000 personas con infección por el VIH, de las que aproximadamente una de cada cinco (18 por ciento) no están diagnosticadas. El diagnóstico tardío de la infección es  uno de los principales obstáculos de la respuesta a esta epidemia, ya que aumenta la morbimortalidad asociada y disminuye la respuesta al tratamiento.

En el marco  del Plan Estratégico de Prevención y Control del VIH y otras infecciones de transmisión sexual 2013-2016, prorrogado hasta 2020, se encuentra la promoción del diagnóstico precoz del VIH con el fin de disminuir la proporción de personas no diagnosticadas. Para ello, es necesario mejorar el acceso a la prueba y a su realización, lo que incluye entre otros el uso de productos de autodiagnóstico.

Con el fin de facilitar el acceso a la realización de la prueba, y teniendo en cuenta que la exigencia de prescripción para la venta al público de los productos para autodiagnóstico del VIH constituiría una importante barrera para su uso, se ha modificado la reglamentación para eliminar la exigencia de prescripción en su dispensación. Igualmente, para favorecer el conocimiento de la existencia de esta prueba, se  permite la realización de publicidad dirigida al público.

Los productos sanitarios de autodiagnóstico se venden exclusivamente a través de oficinas de farmacia, por lo que éste será el canal de venta exclusivo para estos productos, si bien, al eliminar la exigencia de prescripción, las farmacias los podrán poner a disposición a través de internet.