18 nov 2018 | Actualizado: 14:30

El SNS se enfrenta a una población con más muertes que nacimientos

Esta circunstancia está estrechamente ligada al aumento de la cronicidad

El año pasado nacieron en España 419.109 niños
El SNS se enfrenta a una población con más muertes que nacimientos
jue 23 junio 2016. 13.20H
Redacción
Por primera vez desde que hay registros, en España mueren más personas que niños nacen. Desde que en 1941 se empezó a contabilizar el crecimiento vegetativo, la cifra ha sido positiva. Sin embargo, en 2015 la tendencia se revirtió, contabilizando 419.109 nacimientos y 422.276 defunciones. En definitiva, murieron 2.753 personas más de las que nacieron, según datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística.

El problema se acentúa si se tiene en cuenta que además ha sido el sexto año consecutivo en el que ha caído la natalidad, en concreto un 2%, frente al aumento de los fallecimientos, que alcanzaron el 6,7%. En términos anuales, en 2015 nacieron en España 8.486 niños menos que el año anterior, una cifra que supone un 19,4% menos que la registrada en 2008, momento en que se alcanzó el máximo en 30 años.

Este saldo vegetativo negativo viene a acentuar los problemas a futuro que maneja tanto el sistema sanitario como el de pensiones, con una inversión de la pirámide poblacional que fuerza a replantear el funcionamiento actual.

Por otro lado también se redujo la esperanza de vida al nacer, situándose en una edad de 82,7 años -79,9 años para los hombres y 85,4 años para las mujeres-. Los valores más altos se alcanzaron en Madrid y Navarra, mientras que los más bajos los obtuvieron las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla. Según las condiciones de mortalidad del momento, alguien que alcanzara los 65 años en 2015 esperaría vivir de media 18,8 años más si es hombre y 22,7 más si es mujer.

Los datos por comunidades autónomas también muestran que la caída de nacimientos fue generalizada aunque más acusada en Ceuta, Melilla, Cantabria y La Rioja. También los fallecimientos aumentaron en todos los territorios salvo en Ceuta, donde cayeron un 2,6%. Madrid, Andalucía y Castilla-La Mancha registraron los mayores incrementos.

Menos hijos y más tarde

Sumado a lo anterior está el hecho de que sigue cayendo el número de mujeres en edad fértil, algo que el INE atribuye a que se trata de generaciones menos numerosas nacidas en la crisis de natalidad de los 80 y 90, a que hay un menor flujo de inmigración y a que han subido las emigraciones en los últimos años.

Además, las mujeres cada vez esperan más tiempo para ser madres. La edad media de maternidad en España subió hasta los 31,9 años en 2015, frente a los 31,8 del año anterior. En sólo una década se ha incrementado casi dos años, pues en 2005 las ciudadanas eran madres antes de cumplir los 31. Sin embargo, ha subido la media de hijos por mujer, que se situó en 1,33 frente a los 1,32 del año 2014.

Con todo, hay diferencias en función de la nacionalidad. El peso de las madres extranjeras en la cifra de nacimientos se mantiene estable respecto del año anterior, con un 17,8% del total, pero siguen teniendo de media más hijos que las españolas (1,65 de media por mujer foránea frente a 1,28 de las oriundas) y los tienen tres años antes (su media es de 29,4 años frente a los 32,4 de las españolas).

En cuanto a las defunciones, en 2015 fallecieron en España 422.276 personas, un 6,7% más que en el año anterior, y la tasa bruta de mortalidad se situó en 9,1 defunciones por mil habitantes, frente a 8,5 de 2014. La tasa de mortalidad infantil fue de 2,8 defunciones por cada mil nacidos vivos, la misma que en 2014. Esta tasa se mantiene por debajo del umbral del tres por mil desde 2013.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.