Redacción Médica
25 de septiembre de 2018 | Actualizado: Lunes a las 19:05
Política Sanitaria > Sanidad hoy

El PSOE marca "hasta dónde quiere llegar" con la muerte digna

Eduardo Madina ha presentado la ponencia política para el próximo Congreso del PSOE con referencias a la muerte digna

Eduardo Madina, diputado del PSOE.
El PSOE marca "hasta dónde quiere llegar" con la muerte digna
Redacción
Viernes, 03 de marzo de 2017, a las 16:50
El responsable de la ponencia política del próximo Congreso del PSOE, Eduardo Madina, ha anunciado este viernes que este documento pretende, entre otras cuestiones, abrir el debate para ver "hasta dónde quiere llegar" el partido en la profundización de medidas para garantizar el derecho a la muerte digna. Así lo ha expresado Madina al señalar el de la muerte digna como uno de los cuatro debates principales en torno a los que está girando esta ponencia. 
 
En rueda de prensa en la sede federal del partido, Madina ha dado cuenta de los temas que están tratando los distintos grupos de trabajo creados para la redacción de esa ponencia política que se reúnen estos días y ha insistido en que ese documento, que se llevará al 39 Congreso Federal del partido del próximo mes de junio, "no es de parte", sino de "todo el PSOE" porque está abierto a todo el partido y quien quiera podrá presentar enmiendas.
 
Madina ha avanzado que hay consenso para abrir el debate sobre la muerte digna, aunque no ha podido concretar si apostarán directamente por la eutanasia.
 
"Hay una necesidad ampliamente sentida de avanzar para proteger la voluntad de la gente y en la práctica ética a través de una ley", ha subrayado Madina. Esa legislación, ha indicado, deber dotar a los ciudadanos de "más derechos en los instantes finales de de su vida" y recoger el derecho a rechazar la sedación paliativa y medidas de soporte vital, así como incluir todas las garantías para el personal sanitario.

En febrero, el PSOE presentó en el Congreso un Proyecto de Ley para que el pleno debata la regulación de las medidas para asegurar una muerte digna. Una propuesta en la que no se reconoce la posibilidad de la objeción de conciencia a los médicos ya que las medidas reconocidas en la ley "son buena praxis".