La protección personal contra el virus fue la principal razón para aceptar la vacuna entre todos los encuestados

El negacionismo sobre vacunas Covid es más 'poderoso' en el primer mundo


18 jul 2021. 17.15H
SE LEE EN 2 minutos
Una nueva investigación publicada en Nature Medicine revela que la disposición a vacunarse contra el Covid-19 es considerablemente mayor en los países en desarrollo, alrededor del 80 por ciento de los encuestados, que en Estados Unidos (65 por ciento) y Rusia (30 por ciento).

El estudio proporciona uno de los primeros datos sobre la aceptación y las dudas de las vacunas Covid-19 en varios países de renta baja y media, abarcando a más de 20.000 encuestados y reuniendo a investigadores de 30 instituciones, entre las que se encuentran Innovations for Poverty Action (IPA), el Centro de Ciencias Sociales WZB de Berlín, el Instituto de Salud Global de Yale o la Universidad HSE de Moscú. 

La protección personal contra el virus fue la principal razón para aceptar la vacuna entre los encuestados (91 por ciento), mientras que la preocupación por los efectos secundarios fue el motivo más común para dudar de la vacuna (44 por ciento). 

Dicho estudio llega en un momento crítico en el que los envíos de vacunas siguen tardando en llegar, y los casos de Covid-19 están aumentando en muchas partes de África, Asia y América Latina. Los resultados sugieren que dar prioridad a la distribución de vacunas a los países de ingresos bajos y medios debería producir grandes beneficios en la ampliación de la cobertura de inmunización mundial.

Efectos secundarios, principal motivo de desconfianza a la vacuna Covid-19


Los investigadores, que realizaron las encuestas entre junio de 2020 y enero de 2021, señalan que la aceptación de la vacuna puede variar con el tiempo y con la información que la gente vaya recibiendo. Y aunque las pruebas sobre la seguridad y la eficacia de las vacunas Covid disponibles se han hecho más claras en los últimos seis meses, los efectos secundarios graves, aunque poco frecuentes, pueden haber minado la confianza de la población. 

"Lo que hemos visto en Europa, EE.UU. y otros países sugiere que las dudas sobre las vacunas pueden complicar las decisiones políticas, obstaculizando así la adopción rápida y generalizada de las mismas", afirma Saad Omer, director del Instituto de Salud Global de Yale y coautor del estudio. 

"En todos los países, observamos que la aceptación de las vacunas Covid es algo menor que la de otras vacunas, quizá debido a su novedad. Sin embargo, las actitudes de aceptación a las vacunas que observamos en los países de ingresos bajos y medios nos dan motivos para ser optimistas",reconocía también Alexandra Scacco, investigadora principal del WZB y autora de la investigación. 

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.