Redacción Médica
20 de septiembre de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 19:15
Política Sanitaria > Sanidad hoy

El móvil de médico, carne de cañón de hackers

Un estudio revela además que el 14% de los dispositivos contenían datos de pacientes sin codificar

Uno de cada cinco dispositivos corre un alto riesgo de ciberataques.
El móvil de médico, carne de cañón de hackers
Redacción
Sábado, 23 de abril de 2016, a las 12:00
Uno de cada cinco teléfonos móviles de médicos está en grave riesgo de sufrir un ciberataque. Así se desprende del segundo informe de Inteligencia Móvil y Amenazas, elaborado por la compañía Skycure, dedicada a la ciberseguridad de dispositivos móviles. El estudio se realizó con 51 millones de pruebas de red, donde detectó la instalación de cerca de 13.000 aplicaciones maliciosas.

El mismo informe, que advierte de que cada vez más facultativos utilizan dispositivos móviles para intercambiar información y recopilar informes médicos de sus pacientes, afirma que el 14 por ciento de los aparatos analizados contenían datos de enfermos sin ninguna contraseña para protegerlos de accesos indeseados.

El informe pone de manifiesto que el porcentaje de médicos que utilizan dispositivos móviles para la asistencia médica diaria están expuestos a las amenazas de red que crecen exponencialmente. De hecho, en tan solo un mes, uno de cada cinco, es decir, el 22 por ciento de los móviles, está en riesgo de sufrir un ataque en red, lo que es 39 por ciento superior a la cifra registrada los últimos cuatro meses.

Por otro lado, afirma que los dispositivos móviles están plagados de programas maliciosos, y que, en concreto “los usuarios de aplicaciones médicas deben estar particularmente preocupados”, ya que el informe refleja que 27,79 millones de aparatos con aplicaciones médicas pueden estar infectados con un malware (código maligno) de elevado riesgo.

Al respecto, el jefe de Seguridad en la Información de la empresa de salud privada Aetna, Jim Routh, destaca que “cada móvil es un potencial objetivo de ataque para obtener datos personales o empresariales, en el contexto sanitario, información personal de la salud de pacientes y clientes”. “Es una obligación que tanto los usuarios de móviles y los empleados de compañías médicas entiendan el riesgo que conlleva y sepan cómo mantenerse seguros”.